En 2013 el piloto sufrió un terrible accidente
En 2013 el piloto sufrió un terrible accidente

Desde hace cinco años que la salud de Michael Schumacher es un verdadero misterio. La familia se ha mantenido en silencio y ha filtrado a la prensa muy pocos detalles sobre cómo se encuentra el piloto tras el grave accidente que sufrió mientras esquiaba en Los Alpes franceses.

A poco de su cumpleaños número 50 (3 de enero), en la página web del deportista alemán fue subida una entrevista inédita, la cual fue grabada el 30 de octubre de 2013, pocas semanas antes de las duras lesiones que sufrió.

En la nota, el siete veces campeón del mundo de Fórmula 1 (dos con Benetton y cinco con Ferrari) responde preguntas realizadas por los fanáticos, como cuestiones acerca de su vida privada, sus rivales a lo largo de su carrera e ídolo de la infancia.

Para Schumi, su primer título con il Cavallino Rampante fue especial por lo que significó para la escudería y para su trayectoria. "El campeonato más emotivo fue sin duda el de Suzuka en el año 2000 con Ferrari. Después de 21 años sin Mundiales para Ferrari, y cuatro años para mí sin conseguirlo, finalmente ganamos la carrera, una carrera excepcional, y ganamos el gran campeonato", sostuvo.

El finlandés Mika Häkkinen, quien lo privó de coronarse campeón en las temporadas 1998 y 1999, fue uno de los rivales con los que mejor relación tuvo dentro del circuito. "El que más más he respetado en estos años es Mika Häkkinen, por las grandes batallas y una relación privada muy estable", expresó.

El teutón también sorprendió al dar a conocer su ídolo de cuando era pequeño, al no elegir a nadie vinculado con el automovilismo. "Cuando era niño, en mi época del karting, veía a Ayrton Senna o Vincenzo Sospiri, a quien admiraba mucho porque era un buen piloto, pero mi ídolo real era Toni Schumacher, porque fue un gran futbolista", sentenció.

"Para desarrollarte a ti mismo y dar pasos, no solo tienes que mirar el coche, tienes que mirarte a ti mismo, a otros pilotos, no solo los que tienes delante, tienes que mirar a todo el mundo, así que yo lo hice, porque todo el mundo tiene algo especial que yo quiero conocer", analizó el cinco veces campeón con Ferrari.

Schumacher también analizó los cambios que vivió la F1 desde su arribo a la categoría: "La Fórmula 1 es muy dura, antes lo era mucho más, sin frenos de potencia, ni dirección asistida, comparando esos días del pasado con los de ahora. Pero aun así es uno de los deportes más duros que puedes hacer, así que necesitas mucha preparación".

"Los récords son una cosa, las dudas creo que son muy importantes para no tener demasiada confianza, para ser escéptico y buscar mejoras y dar el siguiente paso. Siempre he pensado: 'No soy demasiado bueno, tengo que trabajar más'. Creo que esa es una de las claves para convertirme en lo que me he convertido", comentó el piloto más laureado del circuito.

Aunque tener un buen monoplaza es un factor determinante, Schumacher sostuvo que el trabajo en equipo es la clave para triunfar. "El éxito en cualquier situación de la vida, al menos lo que yo conozco, tiene que ver con el trabajo en equipo. Tu solo haces lo que haces, como equipo serás más fuerte y en el caso de la Fórmula 1 es un trabajo de equipo", concluyó.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: