(Reuters)
(Reuters)

Sorpresivamente, el piloto de Red Bull Daniel Ricciardo se quedó con el primer puesto en el GP de Baku por sobre el alemán Sebastian Vettel y el británico Lewis Hamilton, quienes eran candidatos y no lograron hacerse con un lugar en el podio.

Un accidentado circuito de Azerbaiján complicó las cosas desde el principio para las escuderías dominantes de la Fórmula 1. Sobre el inicio, en la curva 2, Valtteri Bottas y Kimi Raikkonen se tocaron y el finlandés recayó a la última posición.

El corredor australiano estampó la victoria número 53 de la escudería. En una formidable carrera, Valtteri Bottas escaló desde el fondo de la tabla y se quedó con el segundo puesto, mientras que Lance Stroll se ha convertido en el piloto más joven en subir al podio.

Todo parecía que iba encaminado a un nuevo triunfo de Lewis Hamilton, cuando intervinieron el Safety Car y la bandera roja, que obligaron a que los autos volvieran al pit lane. Fue allí, desde la vuelta 16 a la 23, que cambió la carrera por completo, la cual dominaba el británico.

Durante el impasse, se produjo un cruce entre el británico y el alemán, ya que el primero ralentizó al grupo, mientras que el segundo adelantó y chocó a su compañero. Finalmente, el de Ferrari fue multado con 10 segundos:"¿Qué he hecho para que sea considerado conducción peligrosa?", exclamó.

LEA MÁS:

Al poco tiempo, una parada inesperada obligó a Hamilton a pasar por boxes para arreglar la protección de la cabeza y nunca pudo recuperar las posiciones perdidas. Fuera del podio, se quedaron con el cuarto y quinto puesto respectivamente.

(Reuters)
(Reuters)

La pista urbana de Baku es la segunda más larga del Mundial, por detrás de la de Spa-Francochamps (Bélgica), y mezcla la recta más amplia del campeonato (de 2,2 kilómetros) con curvas lentas. Y por segunda vez albergará una carrera de Fórmula Uno, cambiando la nomenclatura, de Gran Premio de Europa a la del país cuya capitalidad detenta.

LEA MÁS: