Luis Manuel Otero y Yanelys Nuñez (Lihue Althabe)
Luis Manuel Otero y Yanelys Nuñez (Lihue Althabe)

Un silencio tenso se rompe. Los cubanos Luis Manuel Otero Alcántara, artista, y Yanelys Núñez, curadora, están frente a una laptop escribiendo un manifiesto contra el decreto ley 349, que aseguran es la última estocada por parte del gobierno dentro de "una campaña para extinguir el arte cubano".

Reciben a Infobae Cultura en las oficinas porteñas del Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL) sobre la calle Reconquista, justo allí donde comienza la City, el centro económico de la ciudad que reúne a bancos y financieras.

Son pareja desde hace algunos años, pero su compromiso trasciende lo amoroso; son, de alguna manera, una parte del otro y como en esas relaciones donde se conocen al dedillo, uno completa la oración del otro. Él a través de sus obras y ella, con su teoría, buscan dar significado a lo que está sucediendo en la isla, aunque, en esta oportunidad, en la que el silencio se rompe, dejan lo subjetivo, lo interpretativo de lado y ponen en palabras aquello que a la distancia no se ve, un estado de las cosas que los llevó a salir de su país para que otros artistas no tengan deseos de marcharse.

Son, además, gestores y activistas, organizadores de la #Bienal00, la primera gran muestra independiente de La Habana, como también de El Museo de la Disidencia en Cuba (MDC) que funciona como una plataforma online pero también proyectarse de distintas maneras en contextos reales, que les valió recientemente el Premio a la Libertad de Expresión 2018, otorgado por la organización británica INDEX.

Luis Manuel Otero: artista Visual, autodidacta. Realizó exposiciones en Cuba, Paraguay y España(Lihue Althabe)
Luis Manuel Otero: artista Visual, autodidacta. Realizó exposiciones en Cuba, Paraguay y España(Lihue Althabe)

De la bienal de La Habana a la #bienal00

Hace menos de un año, el huracán Irma afectó a diferentes islas de centroamérica, entre ellas a Cuba. Aquella catástrofe, que causó daños particularmente en partes del noreste del Caribe y de Florida Keys, llevó al gobierno cubano a posponer, sin fecha, el evento cultural más importante: la Bienal de La Habana, que surgió en 1984 y está centrada en el arte contemporáneo.

¿Por qué es importante la Bienal de La Habana para Cuba?

Yanelys Núñez: "La bienal trasciende las instituciones y a los invitados. Se compone por diferentes círculos; el oficial, compuesto por las instituciones y el espacio teórico oficial, y alrededor de eso se van generando otros círculos, donde se encuentran los estudios de artistas, los espacios alternativos y las personas que no tienen un estudio y salen a la calle, al Espacio Arte, en ese período para promocionar su trabajo. Es el momento más importante por la cantidad de instituciones y coleccionistas que llegan a la isla. Es cuando te pueden descubrir".

Yanelys Nuñez: curadora y crítica de arte. Realizó estudios de Historia del Arte en la Facultad de Artes y Letras de La Universidad de La Habana (Lihue Althabe)
Yanelys Nuñez: curadora y crítica de arte. Realizó estudios de Historia del Arte en la Facultad de Artes y Letras de La Universidad de La Habana (Lihue Althabe)

Y Juan Manuel Otero agrega: "La Bienal de La Habana nace con un discurso de sacar adelante el arte latinoamericano, tercermundista y africano en momentos donde había tres o cuatro bienales occidentales que no tenían en cuenta esta mirada más de lo marginal. Va creciendo hasta la actualidad, que tiene un corte elitista, donde te puedes encontrar a Marina Abramović o a Ai Weiwei, pero realmente cada día se separa más del núcleo central del cual partió. Esa es la bienal controlada por la oficialidad, alrededor de todo eso se genera una fiesta, que es donde se disfruta el arte genuino. Es un mes donde todo el mundo saca sus expectativas, sus sueños. Es un poco el espíritu del carnaval en Brasil, un mes de disfrute, de intercambio, de diálogo. Yo soy un hijo de la Bienal de La Habana y estoy orgulloso de eso".

En ese sentido, explican que la bienal oficial -que en realidad ya es una trienal, porque se realiza cada tres años- es un momento muy esperado por la población, porque "el 80% del arte que pasa por allí tiene inserción real dentro del contexto real cubano, estamos hablando de la gente de a pie, obras que logran una movilización y un disfrute real de la gente".

"Los artistas cubanos en la Bienal de La Habana llegan a participar de hasta 10 proyectos o galerías diferentes. Es porque resulta normal que los artistas se caigan, no puedan afrontar todo o se los prohíban, entonces una galería termina quedando con uno o dos artistas. Además, así también tienes más posibilidades de que vean tu trabajo los coleccionistas. El arte mueve mucha economía. El artista visual en Cuba vive del arte. Si vendes un cuadrito del 'Che' por diez dólares puedes vivir muy bien, si tenemos en cuenta que el salario mensual es de U$S 20. Es el festival de arte cubano de mayor impacto en la sociedad, por eso lo posponen", dice Otero.

La Bienal de La Habana toma las calles de la capital cubana por un mes
La Bienal de La Habana toma las calles de la capital cubana por un mes

Entonces, se suspende…

YN: "Sí. Nos dicen que se pospone hasta nuevo aviso porque el dinero que tenían destinado para la bienal había que ponerlo en arreglar las instituciones".

JMO: "El ciclón sirvió de excusa para cerrar muchos proyectos alternativos culturales, como Los Puños Arriba, un mega evento de Hip Hop que se realizó por casi una década y que tenía un costado muy reflexivo, no sólo a través de la música, también con el grafiti y las artes visuales. Al gobierno un día le molestó y dijo 'vamos a eliminarlo'".

¿Por qué el gobierno cubano, que había dejado crecer estos eventos, comenzó a cerrarlos?

JMO: "La cultura alternativa era una subcultura que nació dentro de la institución del Estado, como OMNIZona Franca, Los Puños Arriba, Rotilla, pero los artistas comenzaron a tener un discurso que cuestionaba, que se alejaba del elitismo, con mucha gente que no venía de la academia. El Estado lo permitió hasta que se dio cuenta que tenía mucha fuerza, que se volvió muy peligroso por los discursos, y los fueron cortando uno a uno, de un día para otro. Hoy, defraudados por el Estado, esa cultura dejó de ser alternativa, para convertirse en una cultura independiente.

Inauguración de la #Bienal00 (Waldo Fernandez/Diario de Cuba)
Inauguración de la #Bienal00 (Waldo Fernandez/Diario de Cuba)

Y en ese contexto surge la idea de la #Bienal 00 que se realizó en mayo pasado, ¿cuál fue la respuesta del gobierno?

JMO: "Cuando hacemos la #bienal 00, el Estado usa todas sus herramientas de censura y de represión. Llamó a artista por artista para amenazarlos, que les iban a sacar el carnet de artista o enviarlos a prisión. Además, recibió ataques desde el Granma, el periódico de Raúl Castro".

YN: "Hablamos de artistas que ni siquiera tienen proyección política, jóvenes recién graduados, miembros de la comunidad LGTBI, chamaquitos que querían participar porque era independiente".

JMO: "Los llamaban a reuniones para presionarlos, para asustarlos. Les decían que eran unos delincuentes, terroristas, mercenarios y contra revolucionarios. Es un discurso ya muy viejo, que reciclan una y otra vez cuando quieren difamar sobre algo".

Finalmente, después de arrestos -entre ellos a Otero Alcántara- el encuentro se organiza y contó con 180 artistas, 40 de ellos, internacionales. "Solamente dos cedieron a la presión. Si no hubiera existido eso hubieran sido 500", dice Otero. Así participaron, entre otros, artistas cubanos de renombre como Tomás Sánchez, Reynier Leyva Novo, Italo Expósito, José Braulio Bedia Valdés, Jorge Luis Marrero, Jimmy Con Clase, Yuri Obregón y José Ernesto Alonso, entre otros, además de tener el apoyo de Gerardo Mosquera, un prestigioso crítico, curador e historiador del arte, fundador de la Bienal de La Habana, a la que renunció en 1989 ante la represión y censura que el gobierno cubano imponía a los artistas entonces.

Los artistas están creando un manifesto para expesar su rechazo al decreto ley 349
Los artistas están creando un manifesto para expesar su rechazo al decreto ley 349

Otero retoma el hilo: "El Estado siempre negoció con estos espacios, hasta este momento. El punto cumbre fue la obra de Tania Bruguera en la Plaza de la Revolución. Después de eso fue todo in crescendo".

El artista se refiere a la "tribuna abierta" que la artista disidente organizó en diciembre de 2014 para que los ciudadanos cubanos expresaran ante un micrófono sus ideas sobre el futuro del país luego de la apertura de relaciones con Estados Unidos.

JMO: "A partir de eso cada artista fue subiendo el listón de lo que podía hacer, lo de Tania le quitó el miedo a mucha gente que entendió que eran dueños del espacio público, como individuo con derechos y deberes".

Tania Bruguera convocó a hablar a micrófono abierto y fue detenida
Tania Bruguera convocó a hablar a micrófono abierto y fue detenida

Esa apertura permitió, entre otras cosas, el acceso a internet que es, a su vez, un canal de comunicación con todo el mundo, ¿cómo afectó eso a la labor artística?

YN: "Antes de la llegada de internet, el artista emigraba. Ahora, todo cambió. Se puede acceder a crowdfunding, a residencias de arte, a colaboraciones con otros artistas que te apoyan. Te de la posibilidad de ser realmente independiente".

JMO: "Esta independencia generó que los artistas ya no participaran de las actividades del Estado. ¿Por qué voy a ir a una marcha si yo a ti ya no te debo nada? Nos dio tiempo para crear, para pensar, para abrirnos y salir de nuestra realidad. Hoy, subimos un video y a lo pocos minutos tiene muchísimas visualizaciones, es inmediato, o podemos a través de las redes sociales mostrar nuestra obra, ya no necesitamos al Estado para hacerlo".

Lihue Althabe
Lihue Althabe

Además del acceso a internet, también se pudieron abrir establecimientos privados comerciales.

JMO: "Cuando se abrió la licencia de particulares, que eran destinadas a taxistas o comercios, comenzó a surgir un espacio independiente, como galerías, que se llaman cooperativas o estudio, e incluso becas. Empezaron a surgir iniciativas particulares, que están en un limbo legal. No tienen un estatus frente al Estado".

¿Cómo se regula a los artistas?

JMO: "El Estado te da una especie de cédula que te legitima como artista, que se los dan a los egresados de escuelas, a personas a las que el ministro les da una carta especial o a los que pertenecen a alguna institución estatal. Con ese carnet, puedes exponer en galerías comerciales, sino no".

YN: "Esto viene desde los 80, cuando si no trabajas para el estado cubano ibas preso. Por eso se generó un sistema para reconocer artistas".

JMO: "Este tipo de espacios empiezan a tener un funcionamiento mucho mejor que el Estado, porque realiza otro tipo de mediación. Al estudio independiente le interesa vender y promocionar tu trabajo, al Estado no".

Esta aparición de espacios privados reforzó la economía del artista local y contribuyó a esa independencia, explican, que permitió el surgimiento de una mirada más crítica, a partir de los festivales que hoy ya no existen.

Lihue Althabe
Lihue Althabe

Y luego de la #bienal 00 llegó el decreto ley 349.

YN: Sí, pero antes del decreto, en 2016, salió una ley que prohíbe a las embajadas financiar a los artistas independientes. En la última década las embajadas de España o Noruega financiaron proyectos culturales en Cuba, pero ahora tiene que pasar por el ministerio, no importa si tienen un costado político o no.

¿El decreto fue una continuación de ese control?

JMO: El decreto es una aberración.

YN: "Ellos vieron, por ejemplo, que estaban perdiendo terreno con los artistas graduados, que creen que les pertenecen. En julio sale el decreto ley, como respuesta a lo que se venía gestando en los festivales y la respuesta de la gente a la #bienal".

¿Cuáles son los ejes del decreto?

JMO: "Hoy todos los espacios privados deben tener la autorización del Ministerio de Cultura, de cada evento que hagan. Pero no es solo para las galerías de arte, también para los espacios particulares donde se graba música, los payasos que se contratan para las fiestas; los músicos que tocaban trova para ganarse la vida tocándole a la gente en el malecón, también; los que tocan en los bares. Te pueden decomisar todo, incluso los bienes personales. No puede haber lenguaje vulgar, símbolos patrios, sexismo ni pornografía. Pero no está definido qué es cada cosa, queda todo a su criterio. Si reproduzco una pintura del siglo XIX con las tetas al aire es pornografía.  Es la política cultural de 'con la revolución todo, contra la revolución nada', como dijo Fidel Castro en el 61, hecha ley".

YN: "Todo el mundo sabe que el decreto no es para mejorar la cultura, sino para meter preso a cada uno de los ciudadanos que a ellos les molesten. Se pide todos los detalles de los artistas y de la obra y la política define que tipo de arte se hace o no. El estado juega a decidir por nosotros el futuro. De hecho, el ministro de cultura actual, Alpidio Alonso, es quien se encargó de censurar todos los eventos de cultura alternativa. Pusieron a alguien que 'sabe como dominar a los artistas disidentes'".

¿Cómo enfrentan esta situación?

JMO: "Nos estamos uniendo, creando un movimiento, "Artistas cubanos contra el decreto 349", que une a todos los artistas, no solo los visuales, también a los escritores, a los poetas. Por ejemplo, antes un autor podía publicar en España y entrar un libro, ahora está prohibido. Llegamos a la cumbre de la asfixia, es un 'o te enfrentas o te mueres'"

YN: "Buscan que los artistas jóvenes se vayan. Muchos artistas que regresaron con la apertura, con proyectos de becas, entre otros, volvieron a irse".

JMO: "Es una campaña del Estado para extinguir el arte cubano. El Ministerio de Cultura es una oficina más dentro del régimen, responde a la dictadura. No es un intermediario entre el arte el régimen, sino que es un órgano represor más".

SIGA LEYENDO