Gustavo Petro ratifica el Acuerdo de Escazú: “Poder a la ciudadanía para defender la vida y la naturaleza”

El Acuerdo de Escazú, aprobado por el Congreso de la República el pasado 11 de octubre, es un instrumento que presta asistencia y protección eficaces a las personas que contribuyen a combatir de manera pacífica los delitos que afectan al medio ambiente

Compartir
Compartir articulo
Desde Catam, el mandatario que viaja a Egipto para la cumbre de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de COP27, firmó la ratificación de Colombia en este acuerdo internacional para proteger el medio ambiente.
Desde Catam, el mandatario que viaja a Egipto para la cumbre de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de COP27, firmó la ratificación de Colombia en este acuerdo internacional para proteger el medio ambiente.

En los últimos minutos el presidente, Gustavo Petro, sancionó la ley que ratificó el Acuerdo de Escazú y que fue aprobado por el Congreso de la República el pasado 11 de octubre.

Antes de su primera gira internacional, el jefe de Estado señaló que: “Ahora me dirijo a la COP27: la reunión de todo(a)s los presidentes del mundo para tonar medidas frente al peor problema de la humanidad y el que puede acabar con ella: el cambio climático producido por la economía fósil”.

Desde Catam, el mandatario que viaja a Egipto para la cumbre de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de COP27, firmó la ratificación de Colombia de este acuerdo internacional para proteger el medio ambiente. Una de sus promesas de campaña y una de las luchas de los ambientalistas de Colombia.

En una breve rueda de prensa en la que estuvo acompañado con los ministras de Minas, Irene Vélez y de Ambiente, Susana Muhamad y el ministro de Interior, Alfonso Prada y el canciller, Álvaro Leyva, Gustavo Petro afirmó que el Acuerdo de Escazú ya es un ley en Colombia.

Le puede interesar: Acuerdo de Escazú: se aplazó el tercer debate en la Cámara de Representantes

Entre los puntos que busca el Acuerdo de Escazú está proteger a las personas que defienden el medio ambiente y prevenir los conflictos ambientales garantizando.

De acuerdo con WWF Colombia, se espera que las personas involucradas en actividades que pueden afectar el ambiente participen en estas acciones desde el principio. Así, como que las comunidades accedan a información oportuna, comprensible y en igualdad de condiciones sobre procesos que puedan afectarlos y a sus territorios y finalmente, que exista mayor acceso a la justicia en casos que afecten al ambiente y los derechos humanos.

Una vez fue aprobado el Acuerdo de Escazú en el Congreso de la República, la ministra de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Susana Muhamad afirmó la idea que tiene el Gobierno nacional.

“¿Cuál es la mentalidad que tenemos que cambiar? El desarrollo debe ser en acuerdo, en concertación social, no puede ser una imposición; que el territorio no es una mancha en un mapa, que allí hay gente, que allí hay ecosistemas, que allí hay vida y que hay que trabajar conjuntamente”, expresó la ministra Muhamad.

Este mismo sábado, Muhamad señaló que ahora es un compromiso de toda la sociedad involucrarse y cumplir con el acuerdo que tiene el mismo nombre de la ciudad de Costa Rica que lo vio nacer. “Entra como ley de la República, la responsabilidad del Estado colombiano y de la empresa privada para proveer la información que sea necesaria para la defensa del medio ambiente”.

Le puede interesar. Álvaro Uribe asegura que el Acuerdo de Escazú “crea altos riesgos de inseguridad jurídica”

Antes de subirse al avión que lo lleve al COP27, Gustavo Petro compartió un trinó con la firma de su segunda ley, después de sancionar en la noche del pasado viernes, la de paz total.

“Firmo el tratado de Escazú, ya es ley de la República. Poder a la ciudadanía para defender la Vida y la Naturaleza”, indicó el primer mandatario.
infobae

Por otro lado, algunos gremios que se opusieron a la ratificación del Acuerdo de Escazú consideran que el tratado resulta redundante toda vez que Colombia es país con una amplia normativa aplicable sobre las temáticas de las que se ocupa el instrumento. Asimismo, consideran que este reduce la seguridad jurídica de las inversiones extranjeras y el desarrollo de proyectos nacionales.

SEGUIR LEYENDO