Atentan contra la lideresa y presidenta de Fedepesan, Yuli Velásquez

Velázquez es ingeniera ambiental y desde hace varios años trabaja con las comunidades de pescadores de Santander en diferentes luchas por la protección y conservación del medio ambiente

El suceso de ahora, que además es el tercer atentado en contra de la lideresa (el primero fue en 2021), se da nuevamente tras hacer verificación de la Ciénaga San Silvestre y Palotal. Esta acción fue acompañada por la Corporación Regional para la Defensa de los Derechos Humanos – CREDHOS y por Peace Brigades International – PBI (Brigadas Internacionales de Paz), quienes rechazaron el atentado.
El suceso de ahora, que además es el tercer atentado en contra de la lideresa (el primero fue en 2021), se da nuevamente tras hacer verificación de la Ciénaga San Silvestre y Palotal. Esta acción fue acompañada por la Corporación Regional para la Defensa de los Derechos Humanos – CREDHOS y por Peace Brigades International – PBI (Brigadas Internacionales de Paz), quienes rechazaron el atentado.

En la tarde del martes 5 de julio, Yuli Velázquez, presidenta de la Federación de Pescadores Artesanales de Santander (FEDEPESAN) y su escolta, fueron agredidos por hombres armados cuando salían de una reunión.

Velázquez es ingeniera ambiental y desde hace varios años trabaja con las comunidades de pescadores de la región de Barrancabermeja, en las diferentes luchas en la defensa de protección y conservación del medio ambiente.

La líder social, ante los medios de comunicación, relató como vivió el atentado que se presentó luego de asistir a una reunión con la Asociación de Pescadores y Productores Agropecuarios (Asopescasan), que se realizó en el establecimiento El Rancho de Barrancabermeja.

“Salimos a eso de las 4:20 de la tarde. Como no tengo medio de transporte, y la motocicleta que tiene el escolta no cumple con las condiciones de seguridad, el señor Domingo Ramos, tesorero de la asociación, me hizo el favor de trasladarme en su camioneta hacia el puente de la represa en donde debíamos encontrarnos con los diferentes líderes para la rendición de cuentas. En el momento que yo me dirijo hacia la parte de a fuera de la calle del establecimiento a informarle a mi escolta que yo me iba a embarcar en la camioneta para que él me siguiera, entonces no alcancé a cruzar la calle, sino que paso el portón y en el momento que le voy a informar a él, que me voy a trasladar en la camioneta, dos sicarios llega en la moto.

En ese momento, el escolta le dice a Yuli Velázquez que corra. Pero Cesar, su hombre de confianza, recibió un disparo en la cabeza, por lo que se encuentra recibiendo atención médica en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de la clínica La Magdalena y podría ser trasladado a un centro médico de mayor complejidad en la capital santandereana.

Antes los micrófonos de los medios locales de Santander, la líder social expresó que cuando él cayó al piso, al momento de correr pensó que los hombres la iban a matar. “Cuando ya reacciono veo desde el lugar donde estoy al escolta tirado en el piso”. Hasta el momento el hombre se encuentra fuera de peligro.

Cuando le preguntaron el por qué de las amenazas, la presidenta de FEDEPESAN aseguró que son 37 organizaciones de pescadores las que han venido denunciando ante diferentes entidades nacionales hechos de corrupción en el gremio.

Para la líder social, las afectaciones en los cuerpos hídricos del área del caño San Silvestre y la Ciénega, han evidenciado la afectación de las comunidades aledañas. Y por eso, lo importante de las denuncias.

“Estamos viviendo la alta afectación que hubo por la presencia de crudo de hidrocarburo en el área del caño San Silvestre y caño Rosario, entonces nuestra meta es visibilizar esta problemática que tenemos, que por año venimos siendo afectados no solamente las comunidades de pescadores, si no, más de 300.000 barranqueños que consumimos el agua”, indicó.

El suceso de ahora, que además es el tercer atentado en contra de la lideresa (el primero fue en 2021 y el segundo, hace un mes), se da nuevamente tras hacer verificación de la Ciénaga San Silvestre y Palotal. Esta acción fue acompañada por la Corporación Regional para la Defensa de los Derechos Humanos – CREDHOS y por Peace Brigades International – PBI (Brigadas Internacionales de Paz), quienes rechazaron el atentado.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR