Gobernador decreta calamidad pública por inundaciones en La Mojana, Sucre

En el mes de diciembre se había levantado el decreto, sin embargo, por las nuevas inundaciones se volvió a pronunciar por la emergencia

Las aguas del río Cauca siguen inundando la zona y se registran emergencias y graves daños en viviendas. Foto: cortesía
Las aguas del río Cauca siguen inundando la zona y se registran emergencias y graves daños en viviendas. Foto: cortesía

Héctor Olimpo Espinosa, Gobernador de Sucre, a través del decreto 0037 de enero 18 de 2022, declaró la situación de calamidad pública durante 6 meses, para los municipios de las subregiones de la Mojana y el San Jorge, debido a que continúan las inundaciones por el punto conocido como Caregato.

Después de una reunión con el Consejo Departamental de Gestión de Riesgo (ente que ha estado vigilante de la situación que se registra en las dos regiones), el gobernador declaró dicha situación mediante el decreto 0037.

Los municipios de San Marcos, La Villa de San Benito Abad y Caimito, en la zona del San Jorge y de Majagual, Guaranda y Sucre (Sucre) en La Mojana, las inundaciones permanecen incluidos corregimientos y veredas según sus habitantes.

También se establecieron directrices para el desarrollo de un plan de acción, a través de la Unidad de Gestión del Riesgo de Desastres, con el fin de contrarrestar los efectos de las inundaciones en los municipios de San Marcos, Majagual, Guaranda, Sucre, San Benito Abad y Caimito.

Con esto, el Gobierno departamental de Sucre permitirá adelantar la actividad contractual, de acuerdo al régimen especial para situaciones de desastres y calamidad pública.

Los alcaldes de esas localidades dieron a conocer que aún no ha sido cerrado en su totalidad el boquete de Caregato, las aguas del río Cauca siguen inundando la zona y se registran emergencias y graves daños en viviendas, pérdidas de semovientes, y de cultivos como maíz, yuca, plátano, y pastizales.

El director de la Unidad Administrativa Especial de Gestión del Riesgo de Desastres de Sucre, Andrés Vivero León, explicó que después de solicitar el concepto técnico y de ser aprobado en el Consejo departamental de Gestión del Riesgo se ejecutará el plan de acción que hace referencia a la reparación de vías, ayudas al campesinado, obras de infraestructura en diferentes sectores.

A mediados del 2021 había sido decretada la situación de calamidad pública y levantada en el mes de diciembre anterior.

El riesgo de inundaciones en San Andrés

Un estudio realizado por las sedes Medellín y Caribe de la Universidad Nacional (UNAL), en cooperación con la Corporación Coralina y la Corporación Centro de Excelencia en Ciencias Marinas (CEMarin), reveló que las Islas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, tienen un 70 % de riesgo de verse afectadas por fuertes vientos e “inundaciones urbanas y costeras” ante eventos climáticos como los huracanes.

El estudio se realizó luego de la devastación que tuvo el huracán Iota en Providencia. Según explicó el investigador y docente de la Universidad Nacional, Andrés Fernando Osorio, con el ‘Estudio de detalle para definir el riesgo para las Islas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina’, se investigó cuáles son los efectos que pueden llegar a ocasionar los huracanes en ese departamento bajo las variables de “amenaza, vulnerabilidad y riesgo.”

“Vientos, lluvias, sobreelevación del nivel del mar por marea y sobreelevación del nivel del mar por olas, todo eso combinado nos va a permitir caracterizar la amenaza del huracán completa”, señaló Osorio a Infobae.

En ese sentido, el estudio reveló que, la primera amenaza a la que se enfrentan las islas en caso de verse afectadas por un huracán, son los “vientos huracanados”, los cuales pueden llegar a “ser devastadores”, según aseguró el investigador de la UNAL, debido a que, por ejemplo, un huracán de categoría 5 puede llegar a generar vientos de entre 200 a 250 kilómetros por hora.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR