Capturan a banda dedicada a extorsionar comerciantes en Barranquilla

A los 16 detenidos se les imputaran los delitos de concierto para delinquir agravado, extorsión, homicidio y tráfico fabricación o porte de estupefacientes

Hombre es judicializado en cárcel La Modelo. Foto: (Colprensa - Álvaro Tavera)
Hombre es judicializado en cárcel La Modelo. Foto: (Colprensa - Álvaro Tavera)

16 personas que pertenecían a la banda criminal Los del Pa, que operaba en Barranquilla, fueron capturados este 6 de enero por el Gaula de la Policía Nacional. Las autoridades aseguraron que llevan siguiéndolos desde hace meses porque han recibido mas de diez denuncias que darían cuenta que los detenidos han estado extorsionando a comerciantes de los barrios La Pradera, Los Olivos, El Pueblito, El Golfo y El Bosque en la capital de Atlántico.

Información preliminar indicó que los delincuentes llegaban a los locales y les entregaban panfletos amenazantes a los dueños. Además, les pasaban celulares a los que llamaba el supuesto jefe de la organización y les decía que podrían asesinarlos si no les entregaban dinero. Los delincuentes tenían que pagar entre 2 y 5 millones de pesos.

“Una vez los comerciantes accedían a las pretensiones de los criminales, también eran obligados a pagar extorsiones semanalmente, a través de cuotas que oscilaban entre los 100 y 500 mil pesos, a cambio de no recibir atentados en su contra”, afirmó el coronel Wilson Barrios, comandante operativo del Gaula de la Policía Nacional.

Se detalló que entre los capturados se encuentra alias Condor, encargado de recaudar información sobre las potenciales víctimas de la organización. Además de ejercer presión para que les dieran dinero, también llevaron a cabo homicidios selectivos y atentados contra comerciantes que se negaban a pagar las exigencias económicas.

Por estos crímenes, a los 16 capturados se les imputaran los delitos de concierto para delinquir agravado, extorsión, homicidio y tráfico fabricación o porte de estupefacientes.

Las extorsiones han sido uno de los delitos más denunciados durante el último año en Barranquilla. A finales del año pasado se conoció que alrededor de 40 tenderos en Barranquilla, Soledad y Malambo han cerrado sus locales porque están siendo extorsionados.

“Nosotros, solo en Barranquilla, conocemos de unos 10 o 12 negocios que definitivamente tuvieron que cerrar porque la presión que les estaban ejerciendo era muy fuerte, igualmente en Soledad nos dicen que hay muchos barrios en los que los tenderos están pagando una cuota mensual o semanal y que hay ocasiones en las que llega otro supuesto integrante de otra banda y le exige otra cantidad de dinero que le es imposible pagarla, debido a que ya le está dando a otra organización”, denunció Orlando Jiménez, directivo de la Unión Nacional de Comerciantes (Undeco) seccional Atlántico.

Estos dineros estarían llegando a grupos narcoparamilitares con el fin de financiarlos para que compren armas. Además, de pagar por la ejecución de actividades ilícitas como el narcotráfico y el microtráfico.

La misma Defensoría del Pueblo emitió una alerta temprana el pasado 13 de agosto en la que advierte el aumento de extorsiones y homicidios en Barranquilla y su área metropolitana, conformada por Soledad, Malambo, Puerto Colombia y Galapa. El organismo de control advierte que hay 28.430 personas en riesgo, y entre ellos hay comerciantes, docentes, activistas, trabajadores informales y comunidades indígenas y afro.

Se señaló que la organización más fuerte que opera en el departamento son Los Costeños y su recientes reconfiguraciones como Los Nuevos Rastrojos y el Nuevo Bloque Costeño. También se menciona al Bloque Central Renacer, Los Papalópez, Los Vega y Los Meleán. Además, no se descarta la presencia de otros actores armados como las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC), más conocidas como Clan del Golfo.

Los pobladores de los municipios del área metropolitana de Barranquilla, sobre todo quienes habitan en zonas rurales, temen que la situación se agrave y terminen siendo desplazados del territorio o forzados a cometer actos ilícitos a cambio de no atentar contra sus vidas.

Lo peor en esta situación, es que, según Undeco, entre el 70 y 80 % de los casos, los pequeños comerciantes no se atreven acudir a las autoridades por miedo y acceden al pago de las extorsiones.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR