Procuraduría pidió a la JEP priorizar casos de violencia sexual e invitó a exFarc a reconocer el delito

Para el órgano de control, hasta el momento no hay respuestas efectivas que satisfagan a las víctimas de violencia sexual y violencia basada en género, en el reconocimiento de sus derechos

Foto de archivo. Guerrilleros de las FARC patrullan las montañas en el centro de Colombia antes de la firma del acuerdo de paz con el Gobierno, 16 de agosto, 2016. REUTERS/John Vizcaino
Foto de archivo. Guerrilleros de las FARC patrullan las montañas en el centro de Colombia antes de la firma del acuerdo de paz con el Gobierno, 16 de agosto, 2016. REUTERS/John Vizcaino

La Procuraduría General de la Nación volvió a referirse a los actos de violencia sexual perpetrados por las extintas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) en el marco del conflicto interno. Este 26 de noviembre, el órgano de control envió un comunicado a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) en la que le pide priorizar estos casos. Así mismo, hizo un llamado a los excombatientes reconocer su crimen y aportar su testimonio para así reparar a las víctimas.

“La Procuraduría General de la Nación hizo un llamado a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) a priorizar los hechos de violencia sexual en medio del conflicto armado, y diseñar nuevas estrategias para que los miembros de las antiguas Farc-EP realicen su aporte a la verdad de manera plena, detallada y exhaustiva, y reconozcan su responsabilidad. El oficio fue enviado a la Sala de Reconocimiento de Verdad, Responsabilidad y Determinación de Hechos y Conductas de la JEP”, informó la Procuraduría.

Explicó que la motivación para enviar esta carta es que la Procuraduría, hasta el momento, ha notado que, “no se ha alcanzado un énfasis determinante que logre respuestas efectivas que satisfagan a las víctimas de violencia sexual - violencia basada en género, en el reconocimiento de sus derechos”. Además, se expuso que, de acuerdo con el análisis realizado a los informes de las organizaciones de víctimas, se encontró escasez de verdad en los relatos de los comparecientes.

La Procuraduría ha mostrado preocupación acerca de este punto porque asegura que el silencio de los exFarc ha generado una perpetuación en el silencio de las víctimas. Esto, a su vez, deriva en la invisibilidad que han tenido a lo largo de los años de conflicto los afectados por los actores armados.

Así mismo, se hizo un llamado para implementar medidas de reparación y restauración, esto teniendo en cuenta que si bien la desigualdad de género es preexistente al conflicto armado, la violencia se instrumentalizó y exacerbó en este contexto. Así las cosas, se deberá reconocer el sufrimiento especial de estas mujeres y la importancia de su participación “activa y equitativa en la JEP”.

Para la Procuraduría, las estrategias que implemente la JEP deberán lograr una efectiva sensibilización y concientización de los exintegrantes de las extintas Farc, con el fin de que sea comprendida la relevancia de contar la verdad sobre los hechos de violencia sexual y la violencia basada en género.

Por último, el órgano de control recordó a la JEP que, las normas que la rigen como tribunal, incluyen garantías procesales, sustanciales, probatorias y de acceso, e incorporan el enfoque diferencial y de género, como uno de los principios pactados en el Acuerdo Final de Paz.

Esta declaración se publicó un día después de que de la JEP convocara a las de violencia sexual y de género en el marco del conflicto armado a una audiencia de construcción de la verdad. Este espacio será liderado por la Sala de Reconocimiento del tribunal de paz el próximo 29 de noviembre.

Se indicó que se busca la construcción dialógica de la verdad por estos graves hechos cometidos durante el conflicto armado en el sur del Valle del Cauca y el norte del Cauca, al suroccidente de Colombia. Esta audiencia se llevará a cabo en las instalaciones de la JEP, en Bogotá, y participarán organizaciones de víctimas y defensoras de derechos humanos acreditadas ante el tribunal de paz, así como los abogados que las representan mediante el Sistema Autónomo de Asesoría y Defensa de Víctimas (SAAD-Víctimas).

“Aparte de la construcción dialógica de la verdad, la audiencia busca reforzar la protección de los derechos de las víctimas de violencia sexual y de género dentro del caso 05, todo bajo el principio de justicia restaurativa y la centralidad de las víctimas, como es el mandato en todas las acciones que realiza la JEP”, indicó la justicia transicional.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR