Equipo de defensa de Colombia en La Haya alista argumentos para la segunda ronda de alegatos orales en pleito con Nicaragua

El 20 de septiembre comenzaron las audiencias por una demanda de la nación centroamericana contra Colombia por supuestos incumplimientos en la soberanía del mar Caribe

Durante las próximas dos semanas, un equipo de abogados internacionales y colombianos escucharán las demandas y denuncias de Nicaragua en contra del país. Así mismo, presentarán las contrademandas para desvirtuar las acusaciones y acusar al gobierno centroamericano de violar los derechos de la comunidad raizal de la isla de San Andrés.

Liderado por el agente, Carlos Gustavo Arrieta y el coagente, Manuel José Cepeda, el equipo de defensa de Colombia en La Haya prepara este fin de semana los argumentos que presentarán ante la Corte Internacional de Justicia durante la segunda ronda de las audiencias orales que se adelantan en la ciudad holandesa.

Al respecto, el coagente Manuel José Cepeda señaló que “Nicaragua va a insistir en los argumentos de la demanda que presentó contra Colombia. Luego Colombia responderá a esos argumentos de nuevo, e insistirá en que Nicaragua está violando las libertades y derechos reconocidos por el derecho internacional que tiene Colombia y el viernes se termina la segunda ronda, cuando Nicaragua vuelve a defenderse de las contrademandas que le presentó Colombia”.

El equipo de defensa del país para el caso de la demanda de Nicaragua contra Colombia, por las supuestas violaciones de derechos soberanos y espacios marítimos en el mar Caribe, además del agente y el coagente, está conformado por seis reconocidos abogados extranjeros, especialistas en Derecho Internacional Público y asesores del Ministerio de Relaciones Exteriores que conocen el caso en detalle y han trabajado los últimos años a profundidad en el mismo.

De acuerdo con el cronograma establecido por la Corte, las audiencias se retomarán el lunes 27 con la intervención de Nicaragua, continuarán el miércoles 29 con los alegatos de Colombia y finalizan el viernes 1 de octubre con los argumentos de cierre de Nicaragua.

Conforme al ordenamiento jurídico colombiano y al derecho internacional, el equipo jurídico de Colombia seguirá trabajando para preservar y defender los derechos de la nación.

Este nuevo caso trata sobre Presuntas Violaciones de Derechos Soberanos y Espacios Marítimos en el Mar Caribe (Nicaragua vs. Colombia), según el título que le dio la Corte Internacional de Justicia al abrir el caso en 2013. No se trata de una petición para modificar las fronteras marítimas entre los dos países, sino de que se cumpla el fallo de 2012 en el que Colombia perdió el 40% del territorio que ostentaba en esa zona.

Nicaragua alega una supuesta amenaza del uso de la fuerza por Colombia como violaciones al fallo de límites marítimos. En su demanda, el país centroamericano pidió a la Corte que fallase y declarase que Colombia había incumplido varias de sus obligaciones internacionales y que estaba obligada a reparar plenamente el daño causado por sus actos ilícitos.

Después de formular excepciones a la competencia de la CIJ en este proceso, que fueron negadas, Colombia presentó su contrademanda en 2016. Dos de las denuncias fueron negadas y otras dos aceptadas: la presunta violación de Nicaragua a los derechos de la comunidad de San Andrés para la pesca artesanal y la expedición de un decreto en ese país para ampliar los derechos marítimos más allá de lo permitido en el derecho internacional.

En este caso no está en juego ni terreno ni soberanía, nada de eso. En este caso se está debatiendo una supuesta violación de derechos soberanos por parte de Colombia sobre lo cual nosotros estamos diciendo que eso no tiene ningún sentido, que Colombia está actuando en la zona en desarrollo de las atribuciones que le confiere el derecho internacional. Aquí no hay terreno, no hay aguas, no hay soberanía de por medio, señaló finalmente el agente Arrieta.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR