Minga indígena se reubicará: de Cali se asentará en Caldono

Los líderes de la comunidad aseguran que esto no significa que dejarán de participar activamente del paro nacional.

CERCA DE 15.000 INDIGENAS LLEGARON ESTE MARTES A CALI (VALLE DEL CAUCA) EN PROTESTA CONTRA EL DETERIORO DEL MEDIO AMBIENTE Y LAS POLITICAS DEL PRESIDENTE ALVARO URIBE.- (FOTO EL PAIS)
CERCA DE 15.000 INDIGENAS LLEGARON ESTE MARTES A CALI (VALLE DEL CAUCA) EN PROTESTA CONTRA EL DETERIORO DEL MEDIO AMBIENTE Y LAS POLITICAS DEL PRESIDENTE ALVARO URIBE.- (FOTO EL PAIS)

Después de los ataques que ha recibido la minga indígena que hace presencia en Cali (Valle del Cauca) desde la semana pasada, el grupo decidió retirarse de la ciudad y trasladarse hasta Monterilla, una vereda ubicada en el municipio de Caldono (Cauca). La noticia fue anunciada alrededor de las 6:00 p. m. de este 11 de mayo, después de que los indígenas realizarán una asamblea en la Universidad del Valle, espacio en el que se establecieron desde que arribaron a la capital vallecaucana.

Los líderes indígenas manifestaron que visitaron algunos puntos de concentración que tenían en la ciudad y, junto al hecho de que varios de los miembros del grupo están lesionados, decidieron que lo mejor era salir de Cali. Ellos aseguran que esto no significa que dejarán de participar del paro nacional y que se seguirán juntando “en un territorio que nos permita establecernos por mucho más tiempo”.

La consejera de derechos humanos de la Organización Nacional Indígena de Colombia (Onic), Aida Quilcué, aseguró que la manifestación de su población ha sido pacífica y no son responsables por situaciones irregulares. La líder dijo que no tienen nada que ver con las denuncias que han hecho habitantes de distintos barrios de Cali sobre el establecimiento de peajes ilegales y agresiones físicas.

“Es importante aclarar que los puntos de bloqueo están a manos de los jóvenes y ciudadanía de Cali, nosotros vinimos a acompañarlos. No controlamos esos puntos y no decidimos si se cobra o no. Nosotros tomamos medidas en la Universidad del Valle, que es donde nos establecimos”, aseguró Quilcué durante una entrevista con el Canal 2 de Cali.

Adicionalmente, desde la Onic aseguran que se retiran porque ellos llegaron a la capital del Valle del Cauca a acompañar a las familias de los jóvenes asesinados en la ciudad en el marco del paro y ya cumplieron esa tarea.

Para el retiro de sus miembros de la ciudad, la Onic detalló que mañana (12 de mayo), en medio de la nueva movilización social, harán una caravana que va a recorrer los puntos donde se establecieron y luego llegarán a la salida de la ciudad. Desde ese punto partirán a su departamento.

“Se acompañarán y visitarán en caravana todos los puntos de resistencia de la ciudad, y al finalizar, se desplazarán hacia las zona Sath Tama Kiwe, donde se concentraran para seguir movilizados desde el departamento del Cauca”, indicaron.

Antes de irse, los indígenas reiteraron que su activismo durante el paro no esconde aspiraciones políticas. Ellos aseguran que se movilizaron a Cali para apoyar en la defensa de las comunidades que lo necesitaban.

“La política electoral y la participación política tendrán su momento, aquí hablamos es del mal gobierno Duque que reventó el descontento con la reforma tributaria” dijeron.

Esta noticia no le ha caído bien a un sector de colombianos, sobre todo a quienes participan o apoyan la protesta social. Ellos aseguran que el pueblo indígena fue violentado en Cali, tanto por los mismos ciudadanos como por la fuerza pública.

En este sentido, varios políticos se han referido al hecho de que la minga se vaya de la ciudad, como es el caso del senador payanés Luis Fernando Velasco, del Partido Liberal.

“Me informan que Minga hará recorrido por puntos de “resistencia” y mañana se traslada al Cauca. Respetable decisión y creo que el país y Cali deben hacer una reflexión de los hechos del 9/5 y buscar curar heridas. @FiscaliaCol y ONG’s de DDHH tienen el reto de contarnos la verdad”, escribió Velasco en su cuenta de Twitter.

SEGUIR LEYENDO: