Colombia elevó dura nota de protesta a Rusia por violación del espacio aéreo

A nombre del Gobierno, la canciller Blum declaró que no se repetirán este tipo de violaciones a la soberanía del país.

Imagen de referencia: canciller de Colombia, Claudia Blum. EFE/Mauricio Dueñas/Archivo
Imagen de referencia: canciller de Colombia, Claudia Blum. EFE/Mauricio Dueñas/Archivo

Después de que la Fuerza Aérea Colombiana confirmó el sobrevuelo de un avión militar ruso en el espacio aéreo colombiano en la mañana del lunes 19 de abril, las reacciones diplomáticas por el incidente no se hicieron esperar.

En nombre del Gobierno nacional, la Cancillería de Colombia entregó una comunicación oficial al embajador de Rusia en Bogotá manifestándole su enérgica protesta por la situación generada por una aeronave rusa que violó el espacio aéreo del país, cuando la autorización emitida por la autoridad aeronáutica indicó una ruta distinta a la que dicha aeronave realizó.

También se expresó el rechazo a las situaciones reiteradas en que aeronaves de ese país han incumplido las condiciones definidas en autorizaciones de sobrevuelos emitidas por Colombia.

Se le indicó al embajador Tavdumadze la importancia de una pronta respuesta de su gobierno y que esta tenga las garantías de que las graves y sistemáticas violaciones del espacio aéreo colombiano no se repetirán.

La nota de protesta realizada por la canciller Claudia Blum de Barbieri fue comunicada a través del siguiente video, provisto a los medios por la Oficina de Prensa de la Cancillería de Colombia.

Canciller Blum se pronunció a nombre del estado Colombiano por episodio de aeronave rusa en cielos nacionales

Una larga cadena de violaciones al espacio aéreo colombiano

De acuerdo con reporte entregado por la Fuerza Aérea, el pasado 19 de abril una aeronave del gobierno ruso, que se dirigía desde Moscú hacia Nicaragua, con permiso para sobrevolar el norte de La Guajira, ingresó al espacio colombiano, lo que motivó el despliegue de una flotilla de Kfir que interceptaron al aparato y lo obligaron a salir de inmediato del país.

“El lunes 19 de abril a las 09:22 horas fue detectada la aeronave Illyushin II-96-400VPU del Gobierno Ruso, proveniente desde Moscú, la cual tenía permiso de sobrevuelo 0354/21, que establecía ingreso a espacio aéreo colombiano por coordenadas 12′28′41.46” W71º24′0.75″ al norte de La Guajira, fuera de territorio continental”, señaló la Fuerza Aérea en su comunicación

Cabe recalcar que, esta no es la primera vez que se presenta este tipo de hechos, de acuerdo con la institución, se han registrado casos similares en otras fechas: el 31 agosto 2019, el 19 abril 2020 y el 21 de julio de 2020.

Aviones de combate Kfir vuelan durante una ceremonia para conmemorar el 94 aniversario de la Fuerza Aérea Colombiana en una base militar en Bogotá el 8 de noviembre de 2013. REUTERS/John Vizcaino
Aviones de combate Kfir vuelan durante una ceremonia para conmemorar el 94 aniversario de la Fuerza Aérea Colombiana en una base militar en Bogotá el 8 de noviembre de 2013. REUTERS/John Vizcaino

Se cuentan al menos cinco incidentes con aviones rusos registrados en los últimos ocho años en Colombia, incluidos los del 30 octubre y 1 de noviembre de 2013, cuando dos bombarderos tipo TU-160 fueron interceptados por kfir después de que violaron el espacio aéreo del país sudamericano.

“Recordando también que, los días 30 octubre y 1 de noviembre de 2013, dos aviones bombarderos rusos tipo TU-160 violaron el espacio nacional, los cuales fueron interceptados por aviones Kfir”, resalta el comunicado.

Cabe señalar que el país cuenta con alrededor de 20 Kfir comprados hace más de 30 años, por lo que considera como una prioridad la reposición de las aeronaves que, aunque tienen la tecnología para responder a los requerimientos operacionales, el tiempo de vida útil está próximo a su límite.

De acuerdo con Reuters, Colombia evalúa varias propuestas para renovar su flota de aviones Kfir de fabricación israelí utilizados para la defensa de su soberanía.

Al final de su comunicación, la FAC recalcó que continuará ejerciendo la soberanía del territorio nacional y del espacio aéreo, tal como lo consagra la Constitución Política de Colombia.

Seguir leyendo: