Caso Uribe: el exparamilitar Fauner Barahona denunció que fue “torturado” por personal del Inpec

La defensa del exparamilitar aseguró, por medio de las redes sociales, que su cliente estaba siendo sujeto de abusos por parte de uniformados del Inpec.

Exparamilitar Fauner Barahona. -  Colprensa.
Exparamilitar Fauner Barahona. - Colprensa.

Fauner Barahona, quien fue paramilitar, actualmente se encuentra en la cárcel y, además, ha testificado a favor del expresidente Álvaro Uribe Vélez en el caso de falsos testigos contra el senador Iván Cepeda. El penalista Andrés Felipe Caballero, quien fue defensa de la hija de Aída Merlano, anunció por medio de su cuenta de Twitter que Barahona estaba siendo torturado por personal del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario.

“URGENTE. Fauner Barahona, testigo de los encuentros de un Senador con Juan Guillermo Monsalve y Carlos Enrique Vélez para fraguar falsos testimonios, está siendo torturado por personal del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario. Sabemos quién se beneficia con el silencio de este testigo”, trinó el penalista Caballero.

Fauner Barahona, también conocido como alias Racumín, actualmente se encuentra en la cárcel de Girón, en el departamento de Santander. La importancia de su testimonio se da porque hace tres años, en 2018, fue uno de los testigos que los abogados Diego Cadena y Juan José Salazar consiguieron para que testificara a favor del exmandatario Álvaro Uribe.

Para ese mismo año, alias Racumín presentó una carta a la Corte Suprema de Justicia en la que informó que: “Me consta, el día o fin de mes, de noviembre de 2016, donde se encontraba el señor Pablo Sierra, alias Alberto o Pipintá, y el señor Iván Cepeda y el señor Carlos Enrique Vélez, donde se encontraban discutiendo para que el señor Carlos Enrique Vélez hablara en contra de Álvaro Uribe y de su hermano Santiago Uribe”.

Las palabras que reposaban en dicha carta, para la Corte Suprema de Justicia, fueron “incoherentes” y por esta razón no les dio validez. Pero el fiscal Gabriel Jaimes, quien ahora maneja el caso contra Uribe por presunta manipulación de testigos desde que el exmandatario renunció al Senado y su proceso pasó de la Corte a la Fiscalía General de la Nación, pidió escucharlo de nuevo y Barahona habló para el ente investigador el pasado 10 de febrero, bajo juramento, según información de el periódico El Espectador.

Cuando alías Racumín volvió a testificar este año siguió manteniendo su versión y dijo que vio al exparamilitar Pablo Hernán Sierra, quien ha testificado contra Uribe, a alias Alberto Guerrero, y a Juan Guillermo Monsalve, buscar a potenciales declarantes para perjudicar al expresidente Uribe.

Además de esto, el exparamilitar agregó que alias Alberto Guerrero, quien fue jefe del frente paramilitar Cacique Pipintá, llegó a ofrecer dinero y beneficios a quienes declararan en contra Álvaro Uribe. Por el lado del exjefe paramilitar ha asegurado que, al igual que Juan Guillermo Monsalve, los hermanos Álvaro y Santiago Uribe tuvieron que ver con el surgimiento del bloque Metro en el nordeste de Antioquia, territorio donde se encontraba la hacienda Guacharaca, propiedad de los Uribe hasta el año 1996.

Ahora, según Barahona, Carlos Enrique Vélez fue presionado para testificar en contra de Uribe, pero según el exparamilitar, quien ha declarado en diferentes ocasiones, fue visitado por el abogado Diego Cadena quien le llegó a ofrecer hasta $200 millones para testificar en contra de Iván Cepeda.

Entre Barahona y Vélez ha habido una serie de diferencias en los testimonios, pues según el primero, Vélez ofrecía dinero y beneficios por hablar en contra del exsenador del Centro Democrático, pero que no sabía de la cifra exacta. Mientras que Vélez ha asegurado que Barahona era quien iba a recibir $200 millones por parte de Diego Cadena por decir ante la justicia cosas en contra de Iván Cepeda y a favor del expresidente Uribe. “Lo que dijo Diego Cadena es que cada uno iba a recibir de a $200 millones si uno colaboraba, lo mismo le dije a alias Diana, a Racumín y a alias Fosforito”, declaró Vélez rente al alto tribunal, quien, además, negó haberse reunido con el senador Cepeda.

Por último, según información presentada por El Espectador que contactó de inmediato a fuentes del Inpec, aseguraron que no había alguna novedad en el caso de Barahona frente al trino de su defensa. Posteriormente, se conoció que la cárcel de Girón dio la orden de que algunos guardias fueran hasta la celda de alias Racumín para saber si estaba pasando algo tan grave como lo que aseguró Caballero. “Ya fueron hasta allá, Fauner Barahona está bien”, dijo el Inpec para ese medio.

SEGUIR LEYENDO:

MÁS LEIDAS AMÉRICA

MAS NOTICIAS