Iván Duque defiende la reforma tributaria y asegura que no es una “bomba de tiempo” para el próximo Gobierno

De acuerdo con el Presidente, se deben pagar los gastos que ocasionó la pandemia y, a su vez, se mantendrán los subsidios por medio del ajuste fiscal.

Foto de archivo. El presidente de Colombia, Iván Duque, habla durante una entrevista con Reuters en Bogotá, Colombia, 12 de marzo, 2021.  REUTERS/Luisa González
Foto de archivo. El presidente de Colombia, Iván Duque, habla durante una entrevista con Reuters en Bogotá, Colombia, 12 de marzo, 2021. REUTERS/Luisa González

El pasado miércoles, el Ministerio de Hacienda informó que radicará la reforma tributaria a la que nombraron ‘Ley de Solidaridad Sostenible’ hasta después de Semana Santa. Lo previsto era que la iniciativa llegara al Congreso esta semana tras ser socializada con varios sectores políticos para lograr pasar los debates.

Al Gobierno, a pesar de que la propuesta es impopular en todos los frentes del legislativo, le urge que el ajuste fiscal pase sin mayor turbulencia por el Capitolio. Tanto es el afán que, el pasado 24 de marzo, el presidente Iván Duque y Alberto Carrasquilla, ministro de Hacienda, estuvieron en labores para socializar y recalcar la importancia del proyecto.

Mientras Carrasquilla se encontraba con la alcaldesa Claudia López, quien mediaba por Asocapitales; en otro evento, Duque también daba seguridad que, a pesar de a impopularidad, es necesario apoyar el reordenamiento impositivo.

En la alocución, el mandatario recalcó que no se tocará la canasta familiar básica y que los servicios no se verán alterados por los nuevos lineamientos y resaltó que se trata de un momento donde se necesita grandeza; una discusión de país, de modelo de país”.

Además, el presidente recordó que se trata de un esfuerzo que pretende suplir gastos que con la actual norma no se podrían recaudar y que, a su vez, se podrán mantener los subsidios que se les están concediendo a varios sectores de la población. “Esta es la oportunidad de lograr ese doble propósito: la protección de los más vulnerables y la estabilización de las finanzas públicas de Colombia. Este es un momento donde se necesita grandeza. Esta no es la discusión de una reforma tributaria convencional donde aparecen los lobbies y se discuten una extensioncita, esta tiene que ser una discusión de modelo de país”, aseveró el mandatario.

Duque también afirmó que postergar la reforma tributaria sería “jugar ruleta con el destino de una economía” y expresó la importancia de que todos los colombianos aporten para apoyar a los demás. Incluso, resaltó que no se trata de tenderle una trampa al Gobierno entrante. Jamás le dejaré a ningún gobierno enquistada una bomba de tiempo. Hoy nosotros tenemos la posibilidad de hacer una reforma que es transformadora social y sostenible”, dijo.

En la misma intervención, el mandatario llamó a aquellos que cuentan con ingresos altos o tienen las llamadas ‘megapensiones’ para que aporten en solidaridad al país para eliminar inequidades. Además, señaló que en el Congreso de la República “se dará una discusión constructiva donde nosotros partamos de la base que esos dos propósitos, por el bien de Colombia, son propósitos que nos invitan a situarnos en la circunstancia a la que estamos llamados en este momento”.

Claudia López agregó un artículo a la reforma tributaria

Con motivo de un desayuno a puerta cerrada, el pasado miércoles, la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, y Alberto Carrasquilla, ministro de Hacienda, se reunieron en la sede de la administración local para socializar el proyecto de reforma tributaria y para hablar de las necesidades desatadas por la pandemia que presentan las ciudades capitales.

De acuerdo con la Alcaldía de Bogotá, el Gobierno nacional adquirió un compromiso con las ciudades capitales al aceptar cofinanciar el déficit de los principales sistemas de transporte del país. Además, se les cedería a los territorios los impuestos verdes para mejorar el panorama de ingresos.

Como vocera de Asocapitales, López le planteó a Carrasquilla que el Gobierno debe financiar la mayor parte del déficit de los sistemas de transporte. “Estamos todavía en una discusión con el ministro. Los alcaldes pedimos que el Gobierno Nacional nos financie el 70 % de ese déficit y nosotros cubrimos el 30 %. El ministro propone 50/50. Lo importante es que hemos llegado a un acuerdo para salvar los sistemas de transporte masivo”, expresó la mandataria local después de la reunión y detalló que la decisión está siendo socializada en la asociación.

La líder detalló que la propuesta contaría con los recursos del Fondo de Mitigación de Emergencias (FOME). “Lo que hemos propuesto es un sistema de financiación al Gobierno nacional. Se lo habíamos propuesto desde hace varios meses. Para que, a través del FOME, así como le ha dado subsidio a la nómina para empresas privadas con el fin de que no desempleen gente, que también nos pueda dar un recurso de apoyo a los sistemas de transporte masivo”, indicó la mandataria, reiterando que se trata del déficit por el COVID-19 y no el estructural que ya tenían las empresas de transporte.

La financiación tendría su propio artículo dentro de la reforma tributaria, cuyo proyecto de ley espera llegar al Congreso de la República en los próximos días. La mayoría de cambios al aporte que se plantearán dentro del ajuste fiscal iniciarían su regencia desde el próximo año.

SEGUIR LEYENDO: