Anuncian cambios en el pico y placa solidario en Bogotá

La Secretaría de Movilidad planea modificar en los próximos meses los pagos para quienes quieran circular libremente por la ciudad. Se considerarán las características del vehículo en el valor del permiso.

La restricción a los vehículos particulares en Bogotá por medio del pico y placa y su exención solidaria podría tener cambios en los próximos meses. Ahora podrá pagarse según el tiempo necesario de movilidad, de acuerdo con el avalúo y las especificaciones del vehículo e, incluso, los trayectos recorridos.

El secretario de Movilidad de Bogotá, Nicolás Estupiñán, aseguró, en entrevista con El Tiempo, que se evalúan modificaciones al pico y placa solidario en la ciudad que empezarán a implementarse a partir del mes de abril.

Según explicó Estupiñán, se plantea modificar el tipo de pago para ser beneficiario de la exención. Actualmente, el conductor de un vehículo que desee estar exento de pico y placa en la ciudad, puede pagar un valor a la Secretaría de Movilidad para poder utilizar el vehículo sin restricción durante seis meses.

Lo que estudian las autoridades distritales es ampliar las opciones de pago para que no haya un único periodo de tiempo, sino que se pueda adquirir la exención del pico y placa por semana o por mes, de acuerdo a la elección del dueño del vehículo.

“Algo que estamos estudiando también es no tener un cargo fijo. No puede pagar lo mismo una persona de un Renault 4, que una persona que tiene un Mercedes último modelo, y no puede ser por dos consideraciones: primero, porque su capacidad de pago es diferente, entonces hay un equilibrio en cuanto a la equidad; y segundo, porque queremos promover y mejorar la calidad del aire. Los carros más nuevos tienen una eficiencia en combustible, pueden ser vehículos con otras tecnologías, mientras que los más viejos inevitablemente contaminan más”, señaló el secretario de Movilidad en diálogo con el periodista Ernesto Cortés de El Tiempo.

Estupiñán agregó que en ese modelo de pago también influirá el avalúo del vehículo, el cual podría tener mayor importancia al momento de definir el costo de la exención de pico y placa. Estas medidas continúan ajustándose con la Secretaría de Hacienda y la Secretaría de Ambiente.

“Esto es una transición para ir de pico y placa a cargos por congestión y contaminación”, señaló Estupiñán a ese medio. El objetivo de la Alcaldía es que las restricciones a la movilidad vehicular en la ciudad permitan mejorar la calidad del aire y reducir la congestión de las vías.

Nicolás Estupiñán, secretario de Movilidad de Bogotá. (Luis Fernanda González - Colprensa)
Nicolás Estupiñán, secretario de Movilidad de Bogotá. (Luis Fernanda González - Colprensa)

El periodo susceptible de pago para exención, por mes o semana, será implementado a partir del próximo mes de abril. Las demás condiciones se espera que sean implementadas para terminar el año y, posiblemente, agregar el cobro según distancia del viaje y zona por la que se planea movilizar el vehículo, lo cual podría permitir una especificación del cobro.

Así mismo, la Secretaría de Movilidad del Distrito evalúa mantener las excepciones al pico y placa implementadas durante la pandemia, como el uso compartido del vehículo por más de dos personas y el permiso para funcionarios del sistema de salud.

Actualmente, las personas pueden inscribirse al pico y placa solidario si su vehículo se encuentra al día en SOAT y revisión tecnicomecánica, y el propietario está a paz y salvo en cuanto a multas. En caso de renovación del permiso, deberá haber cumplido con el compromiso de compensación social.

El permiso por seis meses tiene un costo de $2.066.200 pesos, el cual se pretende modificar con las nuevas condiciones y que se puede pagar a través de PSE. Esta medida es exclusiva para los vehículos particulares de placa amarilla, a esta no se pueden acoger automóviles de carga, de servicio especial o de transporte público.

De acuerdo a la Secretaría de Movilidad, el 14,3% de los viajes que se realizan en la ciudad se hacen por medio de vehículos particulares, pero ocupan el 85% de la maya vial y el 75% de la contaminación es producto del parque automotor. Por esa razón, el objetivo de la administración es motivar el uso de otros medios de transporte, como el Sistema Integrado de Transporte Público, Transmilenio o la bicicleta.

Le puede interesar: