“Estaba muy agresivo con los policías”, declaró Daniel Vega sobre Mateo Reyes

Siguen los descubrimientos y las versiones contradictorias en el caso de la muerte de la joven Ana María Castro

El caso de Ana María Castro Romero deja muchas preguntas sin resolver. En el procesos Daniel Vega ha sido testigo clave de la Fiscalía, en la acusación en contra de Paul Naranjo y Julián Ortegón, hoy presos de forma preventiva e investigados por ser presuntos coautores de feminicidio agravado.

Salieron más detalles del proceso y el testimonio de Vega, donde habló sobre Mateo Reyes.

Mateo Reyes, era otro de los jóvenes que se encontraba en el auto, sin embargo, no esta acusado, pero ha cambiado su versión en varias ocasiones y se conoció que el día de ayer salió del país hacia Miami sin boleto de regreso.

Vega es un conductor adscrito a la plataforma Didi, que llamó al 123, para reportar lo sucedido con Ana maría: “A 30 metros observó un vehículo oscuro que hizo una maniobra, de vidrios polarizados, que bota a una persona de sexo femenino y cae como un muñeca de trapo de la parte derecha del carro”.

En octubre, Daniel Vega Novoa fue contactado por los investigadores y amplió su testimonio asegurando que luego de que el cuerpo de Castro fue arrojado, el auto empezó a zigzaguear. Y aseguró que hizo un video de la escena que encontró al acercarse, pero, días después, su celular le fue robado.

Según Noticias RCN, Vega se estacionó sobre la calle 80, más adelante de donde Ana María Castro había quedado tendida en el piso y se acercó a ella. Y como Reyes era quien acompañaba a la joven herida habló con él en el lugar:

“Le pido que me diga si estaba caliente [Ana María], él le tocó la frente y me dijo que sí, y se sentó a llorar en el andén”.

El noticiero detalló que el testigo se quedó allí y observó todo lo que sucedió. Incluso estaba cuando llegaron los primeros policías, que confirmaron el cambio de versiones que ha entregado Mateo sobre lo que sucedió. Y comentó que “El tipo estaba muy terco, muy agresivo con los policías. Se le notaba la cara de susto”.

Caso

Por ahora, lo que se sabe del caso es lo dicho por el fiscal Gerardo Ariza argumentó en el caso que “hubo una conducta celosa de Paul Arango en relación con la víctima”, al verla besándose con otro hombre. Así lo pudo comprobar el ente investigador tras revisar algunos chats que darían evidencia del comportamiento, pieza clave para tipificar el delito, pues su genero se vio implicado desde la subordinación psicológica evidenciada en los mensajes.

Además de las pruebas de los chats, el fiscal manifestó tener evidencias de que en el interior del carro la mujer fue violentada de acuerdo a la necropsia. Para él, los politraumatismos que conllevaron a la muerte de Ana María Castro, pudieron darse en dos momentos: al ser arrojada del vehículo y mientras se movilizaba en él. La coautoría de feminicidio agravado imputada por la Fiscalía radica también en que Paul Naranjo, quien conducía, no hizo nada para evitar su muerte.

Además, de los videos presentados, los chats y la necropsia, el ente acusador tiene una llamada que se registró en la línea de emergencia #123 y el testimonio de Vega.