Envían a la cárcel a 16 policías vinculados con estructuras ilegales dedicadas al microtráfico en Medellín

El Juzgado Tercero Penal Ambulante de Antioquia dictó medida de aseguramiento en centro carcelario contra miembros de la fuerza pública, investigados por corrupción.

Estación de Policía de Belén, Medellín.
Cortesía: Departamento de Policía de Antioquia.
Estación de Policía de Belén, Medellín. Cortesía: Departamento de Policía de Antioquia.

El 4 de diciembre fueron capturados 22 funcionarios de la Policía tras operativos simultáneos de la Unidad Investigativa Anticorrupción de la Dijin. Según las investigaciones adelantadas por la autoridades, los uniformados habrían realizado acuerdos con estructuras ilegales dedicadas al microtráfico en el occidente de Medellín a cambio de pagos que oscilaban entre $10 millones y $30 millones. Por lo anterior, el Juzgado Tercero Penal Ambulante de Antioquia envió a la cárcel a 16 policías y dictó detención domiciliaria a otros seis al concluir las audiencias de control de garantías.

El operativo, conocido como ‘San Bernardo’, se realizó en Medellín y Bogotá y permitió la captura de 22 policías y 12 civiles pertenecientes a grupos ilegales dedicados al microtráfico en el sector del barrio Antioquia, uno de los principales centros de acopio y distribución de drogas del área metropolitana. Según el general Luis Enrique Méndez, comandante de la Región 6 de la Policía de Antioquia, los uniformados que prestaban su servicio en diferentes estaciones, faltaron a su deber constitucional e incurrieron en la omisión de sus funciones favoreciendo el accionar delictivo de la estructura ilegal.

La operación, por parte de la Dijin, la Sipol (Dirección de Inteligencia Policial) y la Dirección de Fiscalías, tenía como objetivo desmantelar las alianzas entre uniformados de la unidad policial en el suroccidente de Medellín y bandas dedicados al tráfico de drogas en las comunas de Guayabal y Belén. Los allanamientos permitieron la captura de integrantes de las bandas San Bernardo, Alexpin, La Cueva, La 24, El Triángulo Santa Fe, Miami, Sancocho y El Coco. Según las autoridades, durante el operativo se incautaron 48 kilos de marihuana, 200 dosis de ‘cocaína rosada’ y 150 de base de coca, 100 gomitas mezcladas con droga y una pistola automática.

Dos agentes infiltrados permitieron conseguir las pruebas de los sobornos y la venta de información exclusiva de la Policía sobre operativos contra el crimen en la región. Los pagos, en algunos casos, se realizaban a partir de colectas de las bandas delincuenciales. Así, la Fiscalía General de la Nación dio a conocer 40 posibles actos de corrupción contra los miembros de la fuerza pública.

Además, los uniformados, en dos ocasiones, extorsionaron a los propietarios de las plazas de vicio para no judicializarlos y devolverles el material incautado. Por estas acciones, los miembros de la Policía recibieron hasta $45 millones. Según las investigaciones, los funcionarios también vendían la droga recuperada en los operativos.

El intendente Luis Carlos Castilla; el subintendente Jhony Alberto Arismedy; los patrulleros Leonardo Rafael Olivo, Darwin Palomeque, Freyman Viveros Bolaños, Lucio Tomás Viveros, Yéferson Andrés Bolívar, Albert Antonio Bolaño, Luis Carlos Villamizar, Jhon Hervey Mesa, Samir José García, Juan David Gil, Luis Alberto Trilleras, Tito López Builes, Edwin Livingston Chavéz y Jhon Trujillo Sánchez fueron enviados a la cárcel de Itagüí.

Al intendente John Alexander Mayorquín y a los patrulleros Julian Steven Marín, Carlos Junior Giraldo, Camilo Girón Martínez, John Dairo Graciano Velásquez y Nelson Enrique Galvis se les concedió el beneficio de detención domiciliaria. Algunos de los miembros de la red delincuencial que fueron capturados son alias Cortico, alias Roger, alias Piña, alias Chino, alias Sancocho, alias La Mole, alias Milena, alias Nubia y alias Trompón. A los detenidos se les imputaron cargos por concierto para delinquir agravado y cohecho por dar y ofrecer.