Policía alerta sobre nueva modalidad de hurto informático

A través de una llamada los delincuentes obligan al usuario a digitar claves de seguridad.

Adrianna Calvo, Tomado de Pexels
Adrianna Calvo, Tomado de Pexels

La Policía, con base en el relato de algunas de las víctimas, advirtió sobre una nueva forma de hurto informático por parte de grupos criminales. Según las autoridades, los estafadores descubren el banco donde el ciudadano tiene sus cuentas bancarias, contactan a la persona, haciéndose pasar por un funcionario de dicho banco y, cuando la víctima contesta, el delincuente, ofreciéndole nuevos servicios o beneficios económicos, le obliga a digitar la clave de su cuenta bancaria y, con un sistema de lectura de tono, obtienen el sonido que equivale a cada número digitado por el usuario.

Un relato por parte de una víctima explica el ‘modus operandi’ de estos estafadores: “Eran como las 2:50 p. m. y sonó mi celular. Por mi trabajo siempre contesto, así el número no esté registrado, este no lo estaba. 320 - 8812385. Voy a confesar que a mediados de abril me hicieron una llamada, y les di mi clave, y fui víctima de hurto informático, así que me volví muy desconfiada” señala Liliana, una de las víctimas de este método, en una entrevista para El Tiempo.

La víctima explica que una voz de mujer, muy amable, se presentó como funcionaria del banco en donde ella poseía sus cuentas y le informó el motivo de su llamada: “Me dio mi nombre completo y me aseguró que el banco estaba devolviendo el valor del IVA de las transacciones hechas con tarjetas de crédito en medio de la pandemia, y que en mi caso eran $630.000. Eso me hizo sospechar de inmediato”.

Liliana tenía claro que era una estafa y decidió “seguirle el juego” a la mujer. Se llevó la sorpresa cuando le confirmó su número de cédula y otros datos personales. “Con toda tranquilidad me dictó mi número de cédula, mi correo electrónico y número de celular”.

Según el investigador del CAI virtual centrado en delitos informáticos de la Policía Judicial, Dijín, mientras un delincuente estaba en la línea, otros estaban frente al cajero o en una sucursal virtual listos para ingresar la clave suministrada por el usuario.

“La mujer me dijo que como mi celular era de tono, que tocará el número 5, (lo que a ellos les activa al lector de tonos). Me explicó que después pasaría la llamada a otra funcionaria que terminaría el proceso”, explicó Liliana.

Al digitar el número 5, a la víctima la remitieron a otra llamada, donde le decían que, para verificar la autenticidad del titular y realizar la consignación, se necesitaba que la persona digitara la clave de ingreso de su portal transaccional en su teléfono.

“Obvio, no pasé de ese punto, porque al digitar los cuatro números de mi clave sabía que ellos, con el lector de tonos, iban a poder descifrar cada número”, relató.

Concluyendo, Liliana aconsejó que por ninguna circunstacia digite las claves de sus cuentas o portales en estos medios.

Por su parte, la Policía asegura que desde el comienzo de la emergencia sanitaria, los delitos virtuales han aumentado de sobremanera.

“Los delincuentes invadieron redes sociales, plataformas digitales, plataformas bancarias y cada día avanzan en las diferentes modalidades que utilizan para acceder a pagos o cuentas bancarias y tarjetas débito y crédito”, dijo para El Tiempo un investigador del CAI Virtual o C4, delitos informáticos de la Policía Judicial, Dijín.