Un esqueleto revela secretos de una antigua ciudad romana destruida por una erupción volcánica hace 2.000 años

El hallazgo ha ayudado a comprender los últimos momentos de Herculano, que fue arrasada junto con Pompeya en la erupción del Vesubio

El esqueleto fue llamado el "último fugitivo" de Herculano (Foto: EFE)
El esqueleto fue llamado el "último fugitivo" de Herculano (Foto: EFE)

Los restos óseos de un hombre cuya carne se desintegró en el calor del monte Vesubio hace casi 2000 años han ofrecido una nueva visión de una de las erupciones volcánicas más famosas de la historia.

Los arqueólogos publicaron imágenes el miércoles del esqueleto encontrado en el antiguo sitio de Herculano, que junto con Pompeya fue completamente destruida por la erupción en el 79 d.C., que constituyen los primeros restos humanos encontrados allí en décadas.

El hombre, descubierto en octubre y que se cree que tenía entre 40 y 45 años al momento de la muerte, estaba rodeado de madera carbonizada. En los trabajos preliminares también se han encontrado rastros de tela y lo que parece ser una bolsa. Se sigue trabajando con detenimiento para analizar los restos.

Los huesos estaban teñidos de rojo, una marca de las manchas dejadas por la sangre de la víctima, dijo Francesco Sirano, director del Parque Arqueológico de Herculano, a la agencia de noticias italiana ANSA.

“Ha ayudado enormemente a comprender tanto los últimos momentos del sitio, como también los 100 años transcurridos hasta él”, dijo a NBC News el profesor Andrew Wallace-Hadrill de la Universidad de Cambridge del Reino Unido y ex director del Proyecto Herculano, que colabora en las excavaciones en curso.

“El poder de la naturaleza es absolutamente asombroso y estar bajo una erupción volcánica es inimaginablemente violento. El sitio se sienta pacíficamente bajo el sol y parece tan idílico, y tienes que explicarle a la gente que esto ha pasado por la erupción más violenta”, explicó.

Wallace-Hadrill afirmó que una excavación anterior cortó los pies del esqueleto. “Inicialmente encontraron un par de huesos de piernas que sobresalían del borde del acantilado. Y, de hecho, la excavación a través del acantilado había cortado los pies de este esqueleto, un poco como encontrar un asesinato de la mafia”, dijo.

El sitio de excavaciones arqueológicas de la ciudad de Herculano en Ercolano, Italia  (Foto: EFE)
El sitio de excavaciones arqueológicas de la ciudad de Herculano en Ercolano, Italia (Foto: EFE)

El tejido blando de las víctimas se vaporizó con ese calor o se descompuso a lo largo de
los siglos. En un caso, los investigadores dijeron que el calor era suficiente para vitrificar el cerebro de un cuerpo en Herculano, convirtiéndolo en una sustancia dura parecida al vidrio, cuando la temperatura alcanzó los 968 grados Fahrenheit.

Herculano, conocida como Ercolano en la Italia actual y situada al sur de Nápoles, era una ciudad costera favorecida por los romanos adinerados. En 1709, se revelaron restos antiguos durante la excavación de un pozo. Excavaciones anteriores en las décadas de 1980 y 1990 expusieron más de 300 esqueletos allí.

Las técnicas forenses modernas pueden revelar mucho más que las generaciones anteriores de arqueólogos: a principios de este año, los científicos dijeron que un esqueleto encontrado en la década de 1980 probablemente pertenecía a un soldado romano enviado en una misión de rescate a Pompeya y Herculano.

“Sientes que estás en contacto inmediato con la vida antigua, no con el contacto borroso que obtienes de los sitios arqueológicos típicos. Debido a que el proceso de destrucción es de 24 horas, tienes esta extraordinaria inmediatez”, dijo Wallace-Hadrill.

Su descubrimiento ayudará a entender lo que pasó el día que erupcionó el Vesubio  (Foto: EFE)
Su descubrimiento ayudará a entender lo que pasó el día que erupcionó el Vesubio (Foto: EFE)

Pompeya y Herculano estaban situadas en direcciones diferentes al Vesubio, lo que significa que el efecto de la erupción fue diferente en ambos.

Wallace-Hadrill agregó que muchas de las personas muertas por la erupción (sus restos carbonizados a menudo los muestran encogidos de miedo en busca de refugio) podrían haber sobrevivido si hubieran abandonado el área.

“Los sabios, uno se da cuenta en retrospectiva, simplemente se alejaron de la erupción en el momento en que comenzó”, dijo. “Si todos hubieran sabido esto, todos podrían haber escapado, solo tenían que alejarse, pero cientos y miles no lo hicieron”.

SEGUIR LEYENDO


TE PUEDE INTERESAR