Delincuente vestido de policía martilló una joyería de un shopping de Uruguay y robó relojes de hasta USD 15.000

Cinco hombres llegaron en un auto, ingresaron a dos locales comerciales y se fueron en otro vehículo: el robo fue en menos de un minuto

Compartir
Compartir articulo
Un delincuente vestido de policía ingresó a una joyería de Punta Carretas Shopping, rompió las vidrieras y se llevó relojes (@Subrayado)

(Desde Montevideo, Uruguay) - El shopping de Punta Carretas, uno de los centros comerciales más concurridos de Montevideo, apenas había abierto las puertas este domingo cuando varios delincuentes ingresaron a uno de sus locales. Los hombres entraron a dos joyerías, rompieron las vidrieras y se fueron con relojes.

Fueron cinco en total los que llegaron a ese shopping –al menos uno de ellos vestido de policía– con la cara cubierta con tapabocas, según informó el noticiero Telemundo de Canal 12. Recién habían pasado siete minutos de la hora 10, el momento de la apertura del centro comercial.

Los asaltantes llegaron al centro comercial en un auto rojo, según informó el jefe de Policía de Montevideo, Mario D’Elía. Entraron por el área de mantenimiento y servicios, subieron las escaleras y llegaron al segundo piso, donde están ubicadas las joyerías.

Una vez allí, redujeron a los guardias de seguridad e ingresaron a dos locales comerciales: Brela y Chronos. Con una maza en una mano y con un martillo en la otra, uno de ellos rompió las vitrinas y robó los relojes, según se aprecia en el video de las cámaras de seguridad. Los ladrones no estaban buscando dinero.

El delincuente que simulaba ser un policía rompió tres vidrieras en presencia de dos empleadas que estaban detrás del mostrador. Los objetos que sustraía los iba colocando en un bolso de grandes dimensiones que tenía en la mano. Tras vaciar las vitrinas, el hombre se retiró rápidamente: todo duró menos de un minuto, consignó El País.

El shopping de Punta Carretas, en Montevideo
El shopping de Punta Carretas, en Montevideo

En el otro local asaltado, los delincuentes redujeron al personal de la seguridad que estaba presente y tampoco reclamaron la entrega del dinero.

Inicialmente, el ruido de los macetazos fue confundido con un disparo de arma de fuego, algo que luego fue descartado. Durante el asalto, no hubo lesionados.

La Policía espera la información de la firma y de la empresa de seguridad encargada para saber a cuánto asciende el valor de la mercadería robada. Lo que está claro es que entre lo sustraído había relojes con precios que oscilan entre los USD 2.000 y los USD 15.000.

D’Elía detalló que los ladrones ingresaron con armas –o, al menos, réplicas– pero no las exhibieron a los vendedores sino las llevaban dentro de una funda. Tras concretar el robo, huyeron por el mismo lugar por el que ingresaron, pero cambiaron de auto y dejaron al que usaron para llegar abandonado.

Las cámaras de seguridad de la zona muestran que a la hora 6 una persona dejó un auto gris estacionado en esa zona de Punta Carretas. Este hombre no estaba vestido de policía, sino con ropa deportiva y capucha. Tras dejar el auto, se retiró. Ese mismo vehículo fue utilizado por los delincuentes para fugarse.

La Policía Técnica, en tanto, reveló posibles huellas y otros indicios que puedan servir para la investigación.

Robo a una joyería en el shopping de Punta Carretas de Uruguay
Robo a una joyería en el shopping de Punta Carretas de Uruguay

En la tarde del domingo hubo algunos avances en la investigación. La Policía logró localizar el segundo auto utilizado por los cinco delincuentes, que estaba en el barrio lindero Pocitos. Ahora lo que se investiga es si hubo un tercer vehículo involucrado en la fuga de los delincuentes.

Un antecedente similar ocurrió en octubre de 2022, cuando una joyería del shopping de Portones (hacia el este de Montevideo). También fue un robo veloz: en apenas tres minutos los hombres ingresaron y se fueron del centro comercial y se llevaron joyas y relojes.

Las cámaras de seguridad muestran a los hombres llegando y parando frente al local comercial –ubicado en la planta baja– y al poco rato se lo ve subir al mismo vehículo. En las imágenes también se puede ver que una de las funcionarias fue tomada como rehén.