José Mujica definió a Marset como un “delincuente medio vedette” y negó que Uruguay sea un “narcoestado”

El expresidente uruguayo alertó por la “presión” creciente de la influencia del narcotráfico y celebró la media sanción de un proyecto de ley de financiamiento de los partidos políticos

Compartir
Compartir articulo
El expresidente de Uruguay José Mujica (2010-2015) (EFE/Alex Gutiérrez Páez)
El expresidente de Uruguay José Mujica (2010-2015) (EFE/Alex Gutiérrez Páez)

(Desde Montevideo, Uruguay) - La entrega del pasaporte uruguayo al narcotraficante Sebastián Marsetcon el que pudo ser liberado en Dubái, donde estaba detenido, y mantenerse prófugo– desató una tormenta política en Uruguay. El trámite del documento derivó en la renuncia obligada de dos ministros, dos subsecretarios y un asesor del presidente Luis Lacalle Pou, al tiempo que en la oposición cuestionaron el vínculo entre el narco y los políticos.

Aunque algunos dirigentes del Frente Amplio hablaron sobre la influencia del narcotráfico en la política, el expresidente José Mujica mostró una visión contraria. El histórico dirigente de la izquierda fue consultado este martes sobre si en Uruguay hay un “narcoestado” y lo negó.

“No, pero no deberíamos estar tranquilos. Esta presión crece por todas partes y tenemos que pensar que desagraciadamente es más fácil que se internacionalice lo malo que lo bueno”, respondió el exmandatario en una rueda de prensa.

Luego, Mujica se refirió específicamente al caso del narcotraficante Marset. “Nunca vi un pesado, del campo del delito, que ande haciendo reportajes de prensa y sacándose fotos. No he visto nunca. A los señores de la Cosa Nostra italiana ni fotos le podían sacar. Esto es un delincuente medio vedette. No me cierra”, indicó en las declaraciones consignadas por Subrayado.

Sebastián Marset en su cumpleaños de 30
Sebastián Marset en su cumpleaños de 30

Su referencia fue al reportaje televisivo que este domingo difundió el programa Santo y Seña de Canal 4, en el que Marset habló de sus inicios en el narcotráfico, de su fuga de Bolivia y en el que definió a Uruguay como el país “menos corrupto de Sudamérica”.

Aunque no hizo una referencia, Mujica se refiere a las fotos que días atrás fueron encontradas en un pendrive incautado por la policía de Bolivia. En las imágenes, se ve al delincuente uruguayo en hoteles de lujo en Dubái, en el desierto y hasta festejando su cumpleaños junto a tres bandas de música tropical.

La Policía de Bolivia difundió fotos del narco Sebastián Marset en fiestas en Dubai (Ministerio de Gobierno Bolivia)
La Policía de Bolivia difundió fotos del narco Sebastián Marset en fiestas en Dubai (Ministerio de Gobierno Bolivia)

Cuando a comienzos de mes el gobierno uruguayo atravesó una crisis política por la entrega del pasaporte, Mujica había cuestionado a la administración de Lacalle Pou por la imagen que dejaba en el exterior. Tras la renuncia de los ministros, el expresidente dijo en Radio Universal: “Ha quedado el Uruguay muy mal parado con esto y ha sembrado un conjunto de dudas que va a llevar tiempo levantarlas”.

“Lo que más me duele de todo esto es la imagen internacional que ha sembrado este país, que más nos parecemos a una república bananera que a ese Uruguay que todo el mundo tendía a respetar a pesar de sus limitaciones, que se diferenciaba institucionalmente en este tan convulso continente”, agregó.

Sin embargo, Mujica reconoció entonces que, con las renuncias de altos funcionarios, el gobierno de Lacalle Pou “dio vuelta la página” sobre este tema.

El expresidente uruguayo José Mujica (EFE/ Elvis González)
El expresidente uruguayo José Mujica (EFE/ Elvis González)

Este martes, el expresidente aseguró que cree que no hay partidos políticos que sean financiados por narcos en Uruguay, aunque aclaró sí pueden existir situaciones puntuales de financiamiento. “Partidos como tal, no lo veo”, consideró.

Mujica destacó como algo positivo el proyecto de ley de financiamiento de los partidos políticos, que fue aprobado en la noche del martes en la Cámara de Diputados y pasará a discutirse en el Senado. Sin embargo, el dirigente advirtió que la norma tendría efecto si luego se controla la regulación que propone.

La aprobación en general de la nueva ley fue unánime, aunque hubo algunos elementos que generaron diferencias, como la regulación de la publicidad gratuita a la que accederán los partidos políticos durante la campaña electoral.

En la discusión parlamentaria, el diputado por el Frente Amplio Carlos Varela dijo que con este proyecto se busca “disuadir” las “posibles prácticas corruptas”, consignó La Diaria. Luego advirtió que la ley no va a resolver “el problema del crimen organizado”. “Es una buena barrera y también señal. Esto es parte de una red de instituciones y normas que debemos seguir trabajando para protegernos ante el crimen organizado”, aseguró.