Una comisión del Senado de Brasil aprobó la adhesión de Bolivia como miembro pleno del Mercosur

La votación recibió incluso el respaldo de senadores de la oposición, que amenazaban con votar en contra con el argumento de que la nación andina no cumple la totalidad de las cláusulas democráticas del bloque

Compartir
Compartir articulo
Una sesión del Senado de Brasil (EFE/ Joédson Alves)
Una sesión del Senado de Brasil (EFE/ Joédson Alves)

Una comisión del Senado de Brasil aprobó este jueves por unanimidad el protocolo de adhesión de Bolivia como miembro pleno del Mercosur, suscrito en 2015 por los socios del bloque pero cuya entrada en vigor depende de la ratificación de todos los Parlamentos, y el único que falta es el brasileño.

La aprobación del Congreso brasileño del acuerdo de adhesión de Bolivia como socio pleno del bloque, integrado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, depende ahora tan solo de la votación en el pleno del Senado, a donde el texto fue remitido.

Tras cinco años de atraso, el acuerdo fue aprobado en octubre por el pleno de la Cámara de Diputados de Brasil, con 323 votos a favor y 98 en contra, y este jueves recibió el respaldo unánime de los 17 miembros de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado.

La aprobación en esta comisión recibió incluso el respaldo de senadores de la oposición, que amenazaban con votar en contra con el argumento de que Bolivia no cumple la totalidad de las cláusulas democráticas del Mercosur por tener supuestos presos políticos.

“Tenemos conocimiento de la importancia de la integración suramericana pero también una serie de preocupaciones. Es necesario cautela porque la adhesión de Bolivia puede tener el mismo destino que la de Venezuela, que fue suspendida porque ese país violó la Cláusula Democrática del Mercosur”, alegó el senador y exministro de Justicia Sergio Moro.

Moro citó “hechos recientes que colocan en duda la plena vigencia de las instituciones democráticas” en Bolivia, así como la existencia de presos políticos reconocidos hasta por el Parlamento Europeo, entre los que citó la ex presidenta Jeanine Áñez Chávez.

El presidente de Bolivia, Luis Arce, el presidente de Paraguay, Santiago Peña, el ex mandatario paraguayo Mario Abdo Benítez, el presidente de Argentina, Alberto Fernández, el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, el presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, y el primer ministro de Guyana, Mark Phillips, posan para una foto durante la cumbre de líderes del grupo Mercosur, en Puerto Iguazú, Argentina, el 4 de julio de 2023 (REUTERS)
El presidente de Bolivia, Luis Arce, el presidente de Paraguay, Santiago Peña, el ex mandatario paraguayo Mario Abdo Benítez, el presidente de Argentina, Alberto Fernández, el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, el presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, y el primer ministro de Guyana, Mark Phillips, posan para una foto durante la cumbre de líderes del grupo Mercosur, en Puerto Iguazú, Argentina, el 4 de julio de 2023 (REUTERS)

La oposición aceptó votar a favor luego de que el presidente de la comisión, el senador Cid Gomes, propusiera el envío de una delegación especial del Senado a Bolivia para verificar la situación del país antes de la votación en el pleno e intentar intervenir en su favor.

“Se trata de una propuesta muy válida, que puede abrir caminos positivos para las personas que están presas allá. Atiende nuestras preocupaciones y por eso votamos positivamente pero con observaciones”, afirmó el senador Marcos Pontes, que fue ministro de Ciencia y Tecnología en el Gobierno del ex presidente Jair Bolsonaro y es miembro del ultraderechista Partido Liberal (PL).

La adhesión de Bolivia al Mercosur convertirá el bloque en una unión aduanera con 300 millones de habitantes, un área de 13,8 millones de kilómetros cuadrados y un PIB de 3,5 billones de dólares.

Antes de Bolivia, Venezuela fue admitida como miembro pleno del Mercosur, pero su adhesión está suspendida desde 2017 por la violación a algunas de las obligaciones previstas en el acuerdo.

Una vez concluida la aprobación parlamentaria, Bolivia tendrá un plazo de cuatro años para concluir el proceso de adhesión formal mediante la adopción gradual de todas las normas del Mercosur, incluyendo la Nomenclatura Común del Mercosur, el Arancel Externo Común y las normas de origen del bloque.