Los textos oficiales del Congreso de Chile dejarán de llamar “Presidente” a Augusto Pinochet

El proyecto fue aprobado en la Cámara de Diputados para modificar la reseña que figuraba en la web institucional

Compartir
Compartir articulo
En septiembre se cumplen 50 años desde que ocurrió el Golpe de Estado.
En septiembre se cumplen 50 años desde que ocurrió el Golpe de Estado.

67 votos a favor, 47 en contra y 8 abstenciones. Con ese resultado, la Cámara de Diputados de Chile aprobó un proyecto que busca que la Biblioteca del Congreso quite a Augusto Pinochet de las reseñas de Presidentes de la República y se modifique el texto que figura en su web.

En su lugar, se le definirá como “militar y político” y al régimen autoritario que encabezó como una “dictadura”. Pero ya no figurará como presidente.

La autora del proyecto es la diputada Lorena Pizarro (Partido Comunista). Poco antes de que este fuera aprobado, señaló que “este año se cumplen 50 años del golpe de Estado civil y militar, una dictadura que desde el mismo 11 de septiembre convirtió prácticamente a nuestro país en un terreno de exterminio, dolor, asesinatos y desaparición”. Y, sobre el proyecto, “me imagino que un mínimo común en esta Cámara de Diputados y Diputadas es saber que el señor Pinochet nunca fue electo presidente, saber que nunca participó de una votación para adquirir esa posición”. Y, claro, consideró peligroso que se le considerara presidente “al dictador, genocida y ladrón Augusto Pinochet”.

Tras su alocución le tocó hablar al diputado republicano, partido de ultraderecha, Johannes Kaiser, quien dijo que “igual fue presidente de Chile, les guste o no”.

La sesión no estuvo exenta de polémica. Una vez aprobada la resolución, algunos celebraron la votación y otros hicieron sentir su malestar con un intenso gritoneo. Entre ellos, el diputado republicano José Meza, quien fue especialmente alegórico en el alegato.

El texto

El proyecto critica algunos párrafos del texto de la Biblioteca del Congreso que se refieren a la vida y obra del dictador, quien aparece en la misma galería de otros presidentes elegidos democráticamente. Eso sí, el texto dice que “bajo su mando, se estableció un régimen militar autoritario que se extendió hasta 1990. Restringió los derechos civiles y políticos, instauró el estado de sitio y el toque de queda, la ilegalidad de algunos partidos políticos y el receso de otros, la censura a los medios de comunicación y ordenó la detención de dirigentes políticos opositores. Durante gran parte de su régimen, se practicaron detenciones arbitrarias, torturas y exilio, situaciones que se han reconocido como violaciones sistemáticas a los Derechos Humanos”.

Pero el texto también precisa que de acuerdo a la Constitución Política de Chile de 1981, hecha bajo su mandato, Pinochet es reconocido como Presidente de la República.

Carolina Tohá, ministra del Interior, aseguró que "ocupar La Moneda no es suficiente para ser Presidente de la República".
Carolina Tohá, ministra del Interior, aseguró que "ocupar La Moneda no es suficiente para ser Presidente de la República".

Ocupar La Moneda

Incluso la ministra del Interior, Carolina Tohá se refirió al asunto. Dijo que lo alarmante no es que Augusto Pinochet aparezca en el apartado denominado Presidentes de la República sino que el contenido de la reseña “omite consideraciones relevantes de la historia”.

“Debiese ser interés de todos los que ejercen su labor aquí en el Congreso Nacional -que es el corazón de la democracia- que no confundamos a los dictadores con los presidentes de la República”, dijo Tohá, quien precisó que “ocupar La Moneda no es suficiente y mandar no es suficiente para ser Presidente de la República, se requiere un mandato popular para eso, que Augusto Pinochet nunca cumplió”.

La ministra fue más allá y aprovechó la ocasión para amplificar críticas a la oposición. “Más allá de ese tema puntual, como tema para nuestra reflexión, en una semana hemos visto a la derecha retroceder en su apoyo al Golpe de Estado, retroceder una vez más en promover la pena de muerte, retroceder en justificar la homofobia… qué está pasando que hay una derecha que está invitando a un camino hacia atrás a la sociedad chilena, un camino que se acerca más a la barbarie que al progreso, que al futuro”.

Seguir leyendo