Por fuertes presiones políticas, la ministra de Turismo de Brasil dejará el Gobierno de Lula

El ministro de Relaciones Institucionales dijo que Lula da Silva definirá la próxima semana la situación de Daniela Carneiro, quien “seguramente” volverá a ocupar su escaño de diputada

Compartir
Compartir articulo
Foto de archivo de la ministra brasileña de Turismo, Daniela Carneiro (EFE/Víctor Lerena)
Foto de archivo de la ministra brasileña de Turismo, Daniela Carneiro (EFE/Víctor Lerena)

La ministra de Turismo de Brasil, Daniela Carneiro, dejará el Gobierno en los próximos días, debido a fuertes presiones de un influyente partido de la amplia y variopinta coalición de Gobierno, confirmaron este viernes fuentes oficiales.

El ministro de Relaciones Institucionales, Alexandre Padilha, dijo a periodistas que el presidente Luiz Inácio Lula da Silva definirá la próxima semana la situación de Carneiro, quien “seguramente” volverá a ocupar su escaño de diputada y “seguirá ayudando al Gobierno” desde el Parlamento.

La salida de Carneiro, el segundo cambio en el gabinete de Lula desde que asumió el poder, el pasado 1 de enero, fue reclamada por el partido Unión Brasil, formación de centroderecha que integra la base del Gobierno y ya ha sugerido como nuevo ministro de Turismo al diputado Celso Sabino.

Unión Brasil presionó por la salida después de que Carneiro, en medio de conflictos partidarios internos, renunció a esa formación, que tiene 59 de los 531 diputados y 9 de los 81 senadores, y es un pilar fundamental para el Gobierno progresista en un Parlamento de mayoritaria composición conservadora.

De hecho, el apoyo de Unión Brasil fue clave este viernes para la aprobación en la Cámara Baja de una reforma tributaria promovida por el Gobierno, que aún debe ser examinada por el Senado.

El nombramiento de Carneiro para el Ministerio de Turismo, en enero pasado, generó una fuerte resistencia en las alas más a la izquierda del Gobierno, que criticaban la proximidad que la política tuvo en los últimos años con algunos grupos afines al ex presidente Jair Bolsonaro (2019-2022), líder de la ultraderecha.

Daniela Carneiro junto a Lula Da Silva (Creative Commons)
Daniela Carneiro junto a Lula Da Silva (Creative Commons)

Sin embargo, fue justificado en la necesidad de “garantizar la gobernabilidad” y sumar fuerza en un Congreso en el que la izquierda no tiene la mayoría que el Gobierno precisa para imponer su agenda.

Aún así, la ministra comenzó a caminar por la cuerda floja hace tres meses, cuando en medio de serias discordias internas rompió con Unión Brasil, por el que fue elegida diputada en las elecciones del año pasado.

Ahora tramita su afiliación al partido Republicanos, también de centroderecha, pero que a diferencia de Unión Brasil, alineado con la base política oficialista, mantiene una posición “independiente” en relación al Gobierno de Lula.

Carneiro será la segunda integrante del gabinete de Lula que deje el Gobierno en sus primeros seis meses.

El anterior fue el ministro de Seguridad Institucional de la Presidencia, el general de la reserva Marco Edson Gonçalves Dias, quien dimitió en abril después de que se difundieron unas imágenes que pusieron en duda su actuación durante el violento asalto a las sedes de los tres poderes el 8 de enero.

(Con información de EFE)

Seguir leyendo: