Chile: luego de una nueva denuncia contra un sacerdote, Boric podría crear una “Comisión de Verdad” para víctimas de abusos eclesiásticos

El mandatario reaccionó a la acusación en contra de Felipe Berríos, un influyente religioso de la Compañía de Jesús, por “hechos de connotación sexual” hacia una menor de edad

El presidente de Chile, Gabriel Boric, se mostró dispuesto a avanzar en una "comisión de verdad" para víctimas de abuso sexual de la Iglesia Católica
El presidente de Chile, Gabriel Boric, se mostró dispuesto a avanzar en una "comisión de verdad" para víctimas de abuso sexual de la Iglesia Católica

El presidente de Chile, Gabriel Boric, se mostró dispuesto para trabajar por una “Comisión de Verdad”, justicia y reparación para las víctimas de abuso sexual de conciencia por parte de integrantes de la Iglesia Católica de ese país.

El anuncio fue realizado en las últimas horas luego de que se conociera una denuncia de una mujer adulta por presuntos “hechos de connotación sexual” en contra de Felipe Berríos, un influyente sacerdote de la Compañía de Jesús, y quien cuenta con una larga trayectoria social. La denuncia en contra del religioso se presentó el 29 de abril de este año, y los hechos habrían ocurrido cuando la víctima era una menor de edad.

En este marco, y tras aterrizar en su natal Región de Magallanes, ubicada a 2.088 kilómetros al sur de Santiago, el presidente Boric fue consultado por la prensa sobre el Caso Berríos, y sobre la posibilidad de crear una comisión de verdad, justicia y reparación, en apoyo para las víctimas de abuso sexual eclesiástico.

Según las palabras del presidente Boric, “en estos casos, independiente de quien sea la persona (acusada), siempre tenemos que estar del lado de las víctimas”. Además, la autoridad manifestó que ha sostenido contacto con “agrupaciones de víctimas” para empezar a trabajar sobre esta comisión. “He conversado con algunas agrupaciones de víctimas de abusos por parte de ya sea sacerdotes o personas vinculadas al mundo eclesiástico, que nos han planteado esta alternativa”, dijo el mandatario.

Boric agregó que “a mí me parece que esto es algo que tenemos que trabajar en conjunto, me hace sentido. No quiero anunciar algo que ahora, a propósito de esta denuncia, no está suficientemente trabajado pero a mí me hace sentido porque el sufrimiento es muy, muy grande”.

El presidente chileno finalizó su intervención declarando que “por lo tanto, estoy disponible a que desde el Estado trabajemos en una alternativa que le dé acogida a las víctimas, que las víctimas no se sientan desprotegidas”.

Cabe recordar que desde hace más de una década que se han publicado cientos de casos de abusos sexuales en Chile protagonizados por todo tipo de autoridades de la Iglesia Católica nacional. La Red de Sobrevivientes de este país ha denunciado más de 360 de estos casos, lo que ha llevado incluso al Papa Francisco a apuntar a “una cultura de abuso y encubrimiento” en el seno de la Iglesia.

El Caso Berríos

El sacerdote Felipe Berríos en su hogar, ubicado en un campamento en la zona de norte de Antofagasta, Chile
El sacerdote Felipe Berríos en su hogar, ubicado en un campamento en la zona de norte de Antofagasta, Chile

Felipe Hernán Berríos del Solar es un conocido sacerdote jesuita, activista y escritor chileno. Su carrera ha sido alabada en este país por fundar diversas organizaciones sociales y ONG, y por ser un opositor a la reacción de las autoridades de la Iglesia debido a los abusos sexuales eclesiásticos.

La denuncia de abuso sexual en contra de este sacerdote se conoció por medio de un comunicado, en donde se manifestó que tras recibir los primeros antecedentes, “en forma inmediata se activó el protocolo establecido por el Centro de Prevención de Abusos y Reparación (CPR) de la institución”. Los hechos están siendo indagados por la abogada laica, María Elena Santibáñez, mientras que el acusado fue suspendido de su ejercicio por orden del superior Provincial de los jesuitas, Gabriel Roblero.

Después que se conociera la acusación en contra del religioso, el propio acusado salió a entregar sus primeras palabras : “He tomado conocimiento de la denuncia en mi contra que ha sido informada a través de un comunicado de la Compañía de Jesús. No he sido informado de nada distinto de lo que dice ese comunicado”.

El acusado agregó: “Haré todo lo que sea necesario por conocer y aclarar los orígenes de esta denuncia y me he puesto, desde ya, a disposición de la Compañía para esclarecer los hechos con la mayor celeridad posible”.

Principales reacciones

El Caso Berríos ha impactado fuerte en la Iglesia Católica chilena.

El escritor y periodista Óscar Contardo detalló a CNN Chile que no le sorprendió “en absoluto” la denuncia presentada en contra de Berríos, porque el problema es “un tema estructural de la Iglesia”.

Para el periodista chileno Ascanio Cavallo, el Caso Berríos “golpea mucho a todos los sacerdotes, porque Felipe Berríos es una figura muy significativa de la congregación Jesuita, probablemente la más significativa de los últimos 20 años. Por lo tanto, tiene una repercusión absolutamente fuera de lo común”.

Cavallo destacó que las sanciones canónicas supondrán un golpe no menor a Berríos porque “hay que entender que al final la justicia canónica no tiene el tipo de sanciones que tiene la penal, en el sentido de que la gente no va a la cárcel, pero las penas canónicas son mucho más dolorosas para los sacerdotes con vocación, porque los retira del ejercicio sacerdotal”.

Desde La Moneda, la Ministra Vocera de Gobierno, Camila Vallejo, dijo que “la justicia tiene que operar. No puede ser solo en la canónica. Son acusaciones muy graves. Hace tiempo, como país, venimos trabajando en que se haga justicia”

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR