EEUU repudió el allanamiento al diario La Prensa de Nicaragua: “El régimen debe respetar la libertad de prensa”

Las fuerzas de seguridad de la dictadura de Daniel Ortega ingresaron hoy a las oficinas del periódico e incomunicaron a los periodistas. Antes ya los habían dejado sin papel

Compartir
Compartir articulo
El allanamiento al diario La Prensa de Nicaragua llevado a cabo por las fuerzas de seguridad sandinistas comenzó al mediodía y duró unas cuatro horas (Foto: REUTERS)
El allanamiento al diario La Prensa de Nicaragua llevado a cabo por las fuerzas de seguridad sandinistas comenzó al mediodía y duró unas cuatro horas (Foto: REUTERS)

La Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental de Estados Unidos compartió hoy en redes su repudio al allanamiento al diario La Prensa de Nicaragua llevado a cabo por las fuerzas de seguridad sandinistas, quienes ingresaron a la redacción del medio y no permitieron que los periodistas se muevan libremente. El allanamiento policial inició a mediodía y se extendió durante unas cuatro.

Mediante un posteo en Twitter, el organismo estadounidense -parte del Departamento de Estado de los Estados Unidos, que se encarga de implementar la política exterior del país en el hemisferio occidental- escribió: “La policía de Ortega-Murillo allanó hoy las oficinas del único diario de Nicaragua sobre la base de dudosas denuncias de irregularidades fiscales. Hacemos un llamado al régimen para que respete la libertad de expresión de La Prensa en lugar de actuar para silenciar los informes independientes”.

El hecho de persecución fue denunciado por el mismo diario en su cuenta de Twitter: “Patrullas policiales están dentro de las instalaciones de LA PRENSA. No dejan que los colaboradores que estaban en las oficinas usen sus teléfonos”.

infobae

Dentro de la redacción de LA PRENSA hay periodistas que quedaron incomunicados porque policías no les permiten acceso a sus medios electrónicos”, informó el medio.

Según pudo saber Infobae, las fuerzas de seguridad cortaron el acceso a internet, la energía eléctrica y dieron de baja todos los servidores de la compañía.

Aunque muchos de los periodistas del más antiguo periódico de Nicaragua estaban trabajando desde sus hogares, un pequeño grupo directivos y de editores se encontraba en la redacción.

El resto de los periodista de la redacción se acercó al periódico apenas trascendió la noticia, pero no se les permite el acceso, ya que los portones han sido cerrados.

Este jueves circuló la última edición impresa de La Prensa. La dirección del diario espera que sea temporal y vuelva a circular cuando aduana libere el papel retenido (Foto de La Prensa)
Este jueves circuló la última edición impresa de La Prensa. La dirección del diario espera que sea temporal y vuelva a circular cuando aduana libere el papel retenido (Foto de La Prensa)

La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Relatoria Especial para la Libertad de Expresión (RELE), también condenaron la persecución en Twitter: “CIDH y RELE condenan la constante persecución oficial a la prensa en Nicaragua y recuerdan que las presiones directas o indirectas dirigidas a silenciar la labor de la prensa afectan el debate democrático y son incompatibles con el derecho a la libertad de expresión”.

La policía del régimen de Nicaragua difundió un comunicado en el que aseguró que el diario y los directivos son investigados por “defraudación aduanera, lavado de dinero en perjuicio del estado de Nicaragua y la sociedad nigaragüense”.

El diario La Prensa, el más antiguo de Nicaragua, dejó de circular este viernes en su versión impresa debido a que el Gobierno, a través de la Dirección General de Aduanas, mantiene retenido su papel. La Prensa, fundada en 1926, denunció en su portada impresa que “la dictadura retiene nuestro papel, pero no puede ocultar la verdad”.

“Dentro de la redacción de LA PRENSA hay periodistas quienes quedaron incomunicados porque policías no les permiten acceso a sus medios electrónicos” (Foto: REUTERS)
“Dentro de la redacción de LA PRENSA hay periodistas quienes quedaron incomunicados porque policías no les permiten acceso a sus medios electrónicos” (Foto: REUTERS)

“Una vez más, la dictadura Ortega-Murillo (la vicepresidenta Rosario Murillo) nos ha retenido el papel. Mientras no liberen nuestros insumos no podremos circular en la edición impresa, pero no nos callarán”, indicó el rotativo, el de mayor circulación en Nicaragua.

La dictadura, a través de la Dirección General de Aduanas, no se ha referido de momento a la denuncia de La Prensa.

Según el periódico, “el papel se encuentra secuestrado porque las autoridades de Aduanas no aprueban el trámite de solicitud de exoneración que realizó La Prensa desde el 26 de julio pasado”, conforme al artículo 68 de la Constitución Política, que exonera la importación de papel y otras materias primas para los medios de comunicación.

La Ley dice que las autoridades tienen un máximo de 10 días para responder a la solicitud y “en esta ocasión han pasado 18 días desde el inicio del trámite”, anotó.

Seguir leyendo: