El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, y la presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, han hablado este viernes sobre el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países, hundidas en 2008.

Hoy recibí la llamada de (Mike) Pompeo, secretario de Estado de Estados Unidos, con quien conversé sobre el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre nuestras naciones y otros temas de interés común”, ha informado Áñez a través de su cuenta de Twitter.

“Agradeceremos el respaldo a nuestro Gobierno de transición democrática”, ha agregado sin proporcionar más detalles sobre la conversación mantenida con Pompeo.

La recuperación de las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Bolivia comenzó con el nombramiento por parte de Áñez del primer embajador boliviano en el país en una década, Walter Serrate.

El ex presidente de Bolivia Evo Morales expulsó al embajador estadounidense en La Paz, Philip Golberg, en 2008 por presuntamente apoyar a la oposición. Posteriormente se produjo la expulsión del embajador boliviano en Washington, Gustavo Guzmán.

Por otra parte, Áñez “no va a ser candidata” a presidenta de Bolivia en las elecciones que se esperan para comienzos del próximo año, advirtió este jueves el ministro interino de la Presidencia, Yerko Núñez.

En diálogo con medios en La Paz, Nuñez aclaró que el Gobierno de Áñez es solo de transición hacia esos comicios, aún sin fecha.

Además, el ministro expresó que el Ejecutivo transitorio “no va a apoyar a ningún candidato” en las próximas elecciones. “No va a hacer política por ningún candidato”, subrayó.

Las declaraciones del ministro se producen después de que su antecesor, Jerjes Justiniano, declarara en varios medios bolivianos que su cese el pasado martes se debió entre otras razones a que Áñez no atendió sus recomendaciones y pretendía ser candidata.

Con información de Europa Press

MÁS SOBRE ESTE TEMA: