Luis Manuel Otero, artista y activista cubano, fue detenido poco antes de la apertura de la XIII Bienal de La Habana. (Lihue Althabe)
Luis Manuel Otero, artista y activista cubano, fue detenido poco antes de la apertura de la XIII Bienal de La Habana. (Lihue Althabe)

Luis Manuel Otero Alcántara, artista y activista cubano, fue detenido sin causa justificada por la policía hace pocos días. "Ya estoy en la calle", escribió horas más tarde en las redes sociales. "Las amenazas no paran, y todo para que no haga nada durante la XIII Bienal de La Habana", explicó.

La gran exposición, que se extenderá desde el 12 de abril hasta el 12 de mayo en la capital de Cuba, abrió así antes de tiempo y con polémica. Además del acoso a varios creadores —Coco Fusco, a quien no se le permitió el ingreso a la isla, y Tania Bruguera, también detenida y liberada—, la Bienal Sin 349 reunirá, de manera paralela al evento oficial, obra de los artistas que se oponen al Decreto 349, que criminaliza el arte independiente.

Desde que participó en la fundación del Museo de la Disidencia en Cuba, Luis Manuel Otero Alcántara ha sido detenido decenas de veces por la policía habanera.

Otero se quejó de que la Seguridad del Estado y las instituciones culturales intentan separarlo del público cubano al crear "un miedo infundado a que yo aparezca, o los artistas del 349. ¡Como si fuéramos los enemigos de la Bienal!", dijo a Cubanet.

Luis Manuel Otero se manifestó contra el Decreto 349, de censura al arte. (Maria Matienzo Puerto/Cubanet)
Luis Manuel Otero se manifestó contra el Decreto 349, de censura al arte. (Maria Matienzo Puerto/Cubanet)

"Lo que pondrá a la Bienal en crisis va a ser la pasividad de los artistas", agregó el cofundador del Museo de la Disidencia en Cuba. "No digo que será un fiasco, pero esta será una de las más controladas y las más censuradas de la historia".

Otero se disponía a hacer un "homenaje especial" a Daniel Llorente, quien atravesó la Plaza de la Revolución, durante el desfile del 1º de mayo de 2017, con una bandera estadounidense, por lo cual pasó meses internado en el Hospital Psiquiátrico de Mazorra.

Daniel Llorente fue detenido cuando atravesó la Plaza de la Revolución con una bandera estadounidense, el 1 de mayo de 2017. (Captura de pantalla/Translating Cuba)
Daniel Llorente fue detenido cuando atravesó la Plaza de la Revolución con una bandera estadounidense, el 1 de mayo de 2017. (Captura de pantalla/Translating Cuba)

Llorente y su hijo, Eliecer Llorente, también fueron arrestados como Otero, cuando se disponían a viajar a una sesión de fotos con ese fin artístico. También fueron liberados más tarde.

Otero describió su proyecto como "un homenaje a la historia minúscula". Llorente "no tiene un proyecto de nación para tumbar el sistema", describió. "Es un cubano que se cansó y un día dijo: 'Voy a salir contra esta gente'", dijo al sitio de noticias.

"Voy a calcular la distancia que logró correr Daniel Llorente, que creo que fueron más o menos 73 metros, y voy a generar una competencia para que la gente pueda correr esa misma distancia con una camiseta y una bandera americana. Habrá premios para los tres primeros lugares, que serán entregados en acto solemne por el propio Llorente. Y al evento podrá inscribirse cualquiera que lo desee", detalló su propuesta, que incluirá una evocación del desfile de Chanel en el Prado.

Otero vinculó su detención con su proyecto artístico de homenaje a Daniel Llorente. (Maria Matienzo Puerto/Cubanet)
Otero vinculó su detención con su proyecto artístico de homenaje a Daniel Llorente. (Maria Matienzo Puerto/Cubanet)

Desde que inauguró el Museo de la Disidencia en Cuba —una página web sobre quienes se opusieron al gobierno en la historia del país, lo cual ubica a los actuales junto a José Martí o Fidel Castro—, Otero sufrió numerosas detenciones. Su posición frente a las autoridades no mejoró cuando se convirtió en uno de los nombres fundamentales de la campaña contra el Decreto 349.

La nueva norma actualiza el Decreto 226, de 1997, y regula la política cultural, como la "prestación de servicios artísticos". Como, además de los espacios públicos, las reformas económicas permitieron la proliferación de espacios privados de arte, se requiere ahora el visto bueno oficial a la muestra de una obra, y se crea la figura del inspector que podrá poner fin a una exposición, una lectura de libro o un concierto si determina que no se ajustan a la política cultural oficial.

Otero lidera el Manifiesto de San Isidro, una proclama de artistas —Amaury Pacheco, Iris Ruiz, Michel Matos, Soandry del Río y Yanelys Núñez, entre otros— contra esa forma de censura. Y también contra los inspectores, "personajes que perfectamente pudieron haber sido creados por el surrealismo".

El artista, que en 2018 fue co-organizador del evento alternativo Bienal #00, agregó a Cubanet: "Esta promete ser una bienal con un nivel de persecución política y cívica gigante".

Los artistas cubanos que participan del Manifiesto de San Isidro se oponen al Decreto 349, que impone censura y crea la figura del inspector.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: