Lula da Silva y su hijo Luis Cláudio
Lula da Silva y su hijo Luis Cláudio

La Policía brasileña denunció al ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien cumple una pena de prisión; y a su hijo Luis Cláudio da Silva por lavado de dinero y tráfico de influencias.

Según la Policía Federal, Lula y su hijo habrían beneficiado a la empresa Touchdown, dedicada al marketing deportivo, que recibió más de 10 millones de reales (unos 2,6 millones de dólares) de grandes patrocinadores, aunque su capital social era de apenas 1 millón de reales (260.000 dólares).

De acuerdo a lo que publicó la revista brasileña Veja, la jueza de la Cuarta Sala Criminal de San Pablo, Bárbara de Lima Issepi, determinó que la investigación sea a cargo de una sala especializada en crímenes financieros.

Lula da Silva (AFP)
Lula da Silva (AFP)

Las investigaciones comenzaron en 2017, a raíz del caso Lava Jato, después de que una delación de un ex ejecutivo de la constructora Odebrecht asegurara que en 2011 Lula pidió ayuda al presidente de la empresa, Emilio Odebrecht, para que su hijo iniciara una carrera de empresario, con la creación de una liga de fútbol americano en Brasil.

Odebrecht aportó cerca de 2 millones de reales (520.000 dólares), de los cuales 120.000 reales (31.000 dólares) fueron para Luís Claudio, aunque según las investigaciones, el negocio no prosperó y el hijo de Lula habría creado una empresa de fachada para mover el dinero ilícito.

Odebrecht (Reuters)
Odebrecht (Reuters)
 

Esta denuncia de la Policía se dio luego de que el ex ministro brasileño Antonio Palocci acusara al ex presidente de haber recibido coimas a cambio de la aprobación del contrato con Francia para la construcción de cinco submarinos en el país.

La acusación fue hecha en el interrogatorio al que Palocci fue sometido este lunes por un juez de Brasilia que investiga a Lula en otro caso de corrupción.

Palocci dijo ante el juez que Lula recibió comisiones ilegales por los contratos que Brasil firmó con Francia tanto para cooperar en la construcción de cinco submarinos, incluyendo uno de propulsión nuclear, como para adquirir helicópteros para el Ejército.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: