Dora María Téllez
Dora María Téllez

El régimen de Daniel Ortega no detiene la persecución contra sus opositores. Este lunes, la ex comandante guerrillera Dora María Téllez denunció que la Policía nicaragüense allanó ilegalmente su casa ubicada en el municipio de Ticuantepe.

"Hago responsable a la familia Ortega Murillo de cualquier daño que las personas que trabajan en mi casa puedan sufrir durante ese ataque. Nada se escapará de la justicia. Y pronto llegará", señaló a través de su cuenta de Twitter.

A medida que iba denunciando este operativo desplegado en su casa, también compartió con sus seguidores artículos de la prensa local y comentarios de los usuarios que reportaron el allanamiento en la red social.

"Qué creerá la familia Ortega Murillo que resuelve con el ataque a mi casa? No resuelven nada. Están en crisis irreversible, han destruido al país, asesinado a cienes y con centenares de presos. Nada los librará de la justicia", agregó en su catarata de mensajes.

Minutos antes del allanamiento, la ex ministra de salud denunció que varias camionetas antimotines habían sido desplegadas en las inmediaciones de su vivienda. "¿A qué le teme la familia dictadora?", se preguntó en el tuit.

"La familia Ortega Murillo sigue con su persecución inútil. Nada de lo que han hecho les ha servido. El pueblo sigue en resistencia. Seguimos y seguiremos en resistencia. El régimen está en sus días finales", advirtió.

La policía en la puerta de la vivienda de Téllez
La policía en la puerta de la vivienda de Téllez

Este operativo se suma al realizado el pasado 29 de diciembre por las fuerzas de seguridad sandinistas en la vivienda de la periodista Lucía Pineda Ubau, quien se encuentra detenida desde el 21 de ese mes cuando las autoridades irrumpieron en las instalaciones de 100% Noticias.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) hace referencia a cuatro etapas de la represión del régimen de Ortega contra la población nicaragüense.

Las tres primeras consistieron en agresiones contra protestas callejeras pacíficas, ataques armados a ciudades que rechazan al presidente y la criminalización de las protestas. La última, en tanto, corresponde a ataques contra periodistas y medios independientes.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: