En el ataque murieron cuatro policías
En el ataque murieron cuatro policías

El presidente de Perú, Martín Vizcarra, confirmó que cuatro policías murieron en el ataque de un presunto grupo de terroristas en la región sureña peruana de Huancavelica.

"Cuatro heroicos policías han entregado su vida en el cumplimiento de su deber", señaló Vizcarra en un mensaje publicado en su cuenta en la red social Twitter.

El gobernante agregó: "Los enemigos del Perú no doblegarán nunca nuestra lucha contra el terrorismo y su vil alianza con el narcotráfico. Este crimen no quedará impune. ¡Los erradicaremos con la fuerza de la ley!".

El Ministerio del Interior señaló, también en Twitter, que el ministro Mauro Medina condenó "el cobarde atentado cometido contra cuatro suboficiales" de la Policía Nacional del Perú.

"Expreso mis condolencias y solidaridad con las familias de las víctimas. Este acto criminal no quedará impune", enfatizó Medina.

Medios locales informaron que una patrulla de policías sufrió un ataque con explosivos hacia las 17:00 del jueves (22:00 GMT) cuando se desplazaba en un vehículo por una carretera rural en la zona del distrito de Anco.

Otra patrulla policial que llegó en apoyo de los emboscados también fue atacada por los subversivos, lo que llevó a que las fuerzas de seguridad envíen mayores refuerzos e inicien una persecución para intentar capturar a los responsables.

Martín Vizcarra confirmó que cuatro policías murieron en el ataque de un grupo de terroristas en la región sureña peruana de Huancavelica
Martín Vizcarra confirmó que cuatro policías murieron en el ataque de un grupo de terroristas en la región sureña peruana de Huancavelica

El experto en temas de seguridad Pedro Yaranga declaró al diario El Comercio que el ataque se realizó en una zona que "ya tiene muchos años pacificada" y que los subversivos "han salido de su zona habitual para dar un golpe y llevarse el armamento de los agentes".

Las autoridades investigan el hecho
Las autoridades investigan el hecho

Yaranga aseguró que los atacantes pertenecen al clan de los Quispe Palomino, un grupo disidente de Sendero Luminoso que se mantiene en armas, y que "la emboscada la han estado estudiando y planeando desde hace buen tiempo".

Un afiche que dejó el grupo terrorista
Un afiche que dejó el grupo terrorista

El analista agregó, en un mensaje en su cuenta en Twitter, que "en el lugar de la emboscada los terroristas, tras asesinar a los policías, dejaron propaganda" subversiva.

El lugar del ataque forma parte del Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem), una amplia zona selvática en el centro y sur del país por donde se desplazan remanentes de Sendero Luminoso en alianza con el narcotráfico, según las autoridades.

El Comercio indicó que desde julio de 2016 en el Vraem se han producido 11 muertes por ataques a las fuerzas de seguridad.

Los cuatro policías asesinados:

Adolfo Casas
Adolfo Casas
Marco Antonio Cisneros
Marco Antonio Cisneros
Felimón Manuelo
Felimón Manuelo
Humberto Matencio
Humberto Matencio

MÁS SOBRE ESTE TEMA: