Justicia prorroga prisión provisional del expresidente de la Federación Tunecina de Fútbol

Guardar

Nuevo

Túnez, 24 abr (EFE).- La Justicia tunecina decidió este miércoles prolongar cuatro meses la prisión provisional contra el expresidente de la Federación Tunecina de Fútbol (FTF), ​​Wadi Jari, detenido el pasado mes de octubre por un supuesto caso de corrupción tras la denuncia presentada por el Gobierno.

Jari, que ocupaba el cargo desde 2012 y fue reelegido en 2020 para un tercer mandato, se enfrenta en los últimos años a varios procesos por amaño de partidos, blanqueo de dinero y malversación de fondos.

Las elecciones para su sucesión estaban previstas a principios de marzo, pero fue aplazada de nuevo hasta el 15 de mayo mientras la FIFA autorizó ampliar por dos meses el mandato de la actual oficina federal.

La primera tarea de la próxima directiva será el nombramiento del seleccionador nacional tras la dimisión en enero de Jalel Kadri aunque el tiempo juega en su contra ya que los Águilas de Cartago deberán disputar los días 6 y 11 de junio el partido contra Guinea Ecuatorial y Namibia en la tercera y cuarta jornada de la clasificación para el Mundial 2026.

Después de que Jari fuera detenido el 26 de octubre, el Ministerio de Deportes explicó haber interpuesto demandas contra numerosas federaciones en el marco de la política dictada por el presidente de la República, Kais Said, para luchar contra la corrupción y que dieron lugar a múltiples detenciones.

El Departamento anunció en 2022 una "inminente" ley- que todavía no ha visto la luz- para tipificar como delito la manipulación de resultados deportivos, que calificó de "peligro que amenaza la seguridad y paz social" después de que la última temporada de la liga profesional de fútbol despertara sospechas.

A finales de ese mismo año la Justicia prohibió a Jari, de 51 años, abandonar el territorio por un periodo de 14 meses- medida suspendida más tarde- lo que le impidió asistir a varios eventos internacionales, incluida la Copa Africana de Naciones Sub-20 celebrada en Egipto.

La FIFA advirtió entonces a la FTT de que su selección podría ser excluida del Mundial de Qatar en caso de injerencia del Ejecutivo después de que amenazase con cambiar a sus dirigentes.EFE

nrm/jl