El español Pablo Álvarez da con su graduación un paso más a una futura misión espacial

Guardar

Nuevo

infobae

Berlín, 21 abr (EFE).- El español Pablo Álvarez se graduará este lunes como astronauta de la Agencia Espacial Europea (ESA) tras un año de formación básica en el Centro Europeo de Astronautas (EAC), en la ciudad alemana de Colonia, lo que le acerca un paso más a una futura misión espacial.

La promoción 2022 de astronautas de la ESA, entre los que figuran además de Álvarez la francesa Sophie Adenot, la británica Rosemary Coogan, el belga Raphaël Liégeois y el suizo Marco Alain Sieber, se incorporó hace un año al Centro Europeo de Astronautas para formarse al más alto nivel de exigencia según lo especificado por los socios de la Estación Espacial Internacional (EEI).

"¡Hola! Soy Pablo Álvarez y es un honor formar parte del nuevo equipo de Astronautas de la ESA. ¡Gracias por vuestro apoyo y mensajes!", escribía el español en X en uno de sus primero mensajes tras ser seleccionado entre más de 22.500 solicitantes en noviembre de 2022.

Álvarez podría suceder así a Pedro Duque, el primer español en realizar un viaje espacial después del hispano-estadounidense de la NASA Miguel López-Alegría.

Tras la ceremonia de graduación, los candidatos serán oficialmente ya astronautas certificados de la ESA y podrán pasar a la siguiente fase de formación previa a la asignación de misiones.

Una vez realizada la asignación, comenzará el entrenamiento específico adaptado a las futuras misiones en la Estación Espacial Internacional y más allá, que incluirá preparación práctica en módulos y tecnologías de la ESA, así como formación con socios internacionales.

También concluye un año de entrenamiento básico como astronauta la candidata australiana Katherine Bennell-Pegg, que se ha entrenado junto a los candidatos de la ESA y también se graduará con la promoción de 2022.

En su formación básica los aspirantes a astronauta se adentraron en la biología fundamental y las técnicas científicas de laboratorio, recibieron formación médica, perfeccionaron sus conocimientos técnicos con formación sobre sistemas de naves espaciales, ingeniería de vuelo, robótica y sistemas de soporte vital y tuvieron lecciones de astronomía, astrofísica y meteorología.

Un aspecto destacado de su formación fue la simulación de caminatas espaciales, además de simular las condiciones de lanzamiento y de vuelo en gravedad cero.

Álvarez (León, 1988), licenciado en Ingeniería Aeronáutica por la Universidad de León y máster en Ingeniería Aeroespacial por la Universidad Politécnica de Varsovia, trabajó tras graduarse como ingeniero estructural para varios programas de aviones, como para Airbus y Safran en España, Reino Unido y Francia, entre 2011 y 2017.

De 2017 a 2020, durante su desempeño como arquitecto mecánico del rover ExoMars en Airbus Defence and Space, en Reino Unido, entre sus responsabilidades figuraban el desarrollo del procedimiento de integración de la unidad de calentamiento del radiosótopo junto con la Agencia Espacial Rusa Roscosmos y la ESA, y la dirección de pruebas durante la campaña de pruebas ambientales.

Trabajó asimismo en el diseño, desarrollo y testeo de los diferentes sellos biológicos del rover ExoMars para evitar la contaminación biológica.

Antes de ser seleccionado como candidato a astronauta de la ESA, Álvarez trabajaba como director de proyectos para operaciones de Airbus en España. En esta función estuvo apoyando diferentes proyectos industriales en varias plantas de Airbus.

Por primera vez, la ESA ha creado una lista de reserva de doce astronautas, en la que figura la española Sara García, compuesta por candidatos que superaron todo el proceso de selección, pero que no pueden ser contratados en este momento, y que comenzarían la formación básica en el momento de identificarse una oportunidad de vuelo.