Diablos, Grandes Serpientes, estrellas y una Virgen: las curiosidades del Derbi de Milán

Guardar

Nuevo

Tomás Frutos

Roma, 21 abr (EFE).- El Inter está a solo 3 puntos de proclamarse campeón del 'Scudetto', una oportunidad histórica al poder conseguirlo este lunes ante el Milan, algo inédito en un 'calcio' que tiene en este 'Derby della Madonnina' su clásico más internacional con Diablos, Grandes Serpientes, una Virgen y, en este caso, un estrella de por medio.

Como todo derbi, como todo clásico, como todo enfrentamiento histórico del fútbol que se respete, tiene su propio argot y un toque de épica añadido. Y el Milan-Inter no es menos que todo eso.

En el próximo 'Derby della Madonnina', el 'Diavolo' se mide al 'Biscione' en un derbi histórico que puede valer la segunda estrella en el escudo de los 'nerazzurri'. ¿Qué significa todo esto? Paso a paso.

Es el nombre que recibe el enfrentamiento desde la década de 1910 cuando inició la rivalidad en la ciudad de Milán con un derbi que, curiosamente, se celebró en Suiza, en la Copa Chiasso. Se desconoce el resultado exacto del partido, así como el nombre de los marcadores, aunque la victoria se adjudicó al Milan.

El motivo del nombre del clásico italiano es por la estatua de Carlo Pellicani situada en lo más alto de la catedral, del Duomo de Milán, que representa a la Virgen de la Asunción.

La estatua, aunque parezca de oro, en realidad está hecha de cobre dorado. Al estar situada a 416 metros de altura es claramente visible incluso desde fuera de la ciudad, lo que la convierte en un emblema de la ciudad, de ahí su relevancia a la hora de nombrar el partido.

La del 'Diavolo' es una explicación sencilla. Los colores de la camiseta, el rojo y el negro ('rossoneri') se asemejan a los del Diablo y representan la oscuridad y el infierno.

Así lo quiso el fundador del Milan, el británico Herbert Kilpin, en 1899.

"Seremos un equipo de demonios. ¡Nuestros colores serán rojos como el fuego y negros como el miedo que infundiremos a nuestros rivales!", es la frase mítica ligada a día de hoy al club 'rossonero'.

Además, los aficionados del Inter apodaron a los milanistas con el mote de "Casciavìt" (destornilladores en dialecto milanés), por el origen de clase trabajadora de los aficionados del Milán.

El 'Biscione' y los fanfarrones

El símbolo del Inter es un Gran Serpiente conocida en Italia como el 'Biscione'. El animal es una imagen histórica de la ciudad al ser el emblema de la antigua familia Visconti, fundadora del Ducado de Milán en el siglo XIV.

El 'Biscione' formó parte del escudo durante varios años y en diferentes épocas acompañando los colores azul y negro ('nerazzurri'), referentes al color del cielo de Milán durante el día y la noche.

Y si para los aficionados del Inter los del Milan eran los "destornilladores", en el sentido contrario eran los "Baùscia" (fanfarrones), en referencia a su elevado nivel social.

Con el paso de los años, la diferencia de clases entre aficionados de unos y otros despareció.

La estrella no tiene ningún misterio, ni ninguna historia detrás. Es una regla del fútbol italiano. Como cada vez que un país gana el Mundial y se borda una estrella en el escudo. Aunque en este caso, para poder bordarla, el equipo tiene que lograr 10 'Scudetti'.

El Inter tiene 19, pero ante el Milan podría ser el vigésimo, lo que supondría la segunda estrella en el escudo. Una doble victoria ante el gran rival. EFE

tfc