Reino Unido detecta una menor actividad de la flota rusa en el mar Negro tras el cese de su comandante

Guardar

Nuevo

infobae

La actividad de la flota rusa en el mar Negro ha caído a niveles mínimos desde el inicio de la invasión sobre Ucrania tras el cese del anterior comandante, según los servicios de Inteligencia británicos, que han detectado no obstante nueva actividad vinculada a la fragata 'Grigorovich'. La flota ha movido la mayor parte de sus barcos y submarinos desde Sebastopol, en Crimea, hasta Novorosisk, un puerto situado en la región rusa de Krasnodar. Londres considera "casi seguro" que Rusia apostará por esta nueva localización para evitar ataques y garantizar cuestiones logísticas, hasta el punto de que considera "muy probable" que se mejoren las infraestructuras en Novorosisk para reforzar esta base por tiempo "indefinido". En este puerto, la fragata 'Grigorovich' realizó nuevas actividades armamentísticas el 1 de abril, según el informe de la Inteligencia británica divulgado por el Ministerio de Defensa. Este tipo de embarcaciones disponen de sistemas de lanzamiento vertical para disparar misiles de crucero contra objetivos tanto en tierra como en mar. Estos misiles, apuntan los expertos, han solido recargarse en Sebastopol.