El izquierdista George Galloway gana en las elecciones parciales británicas en un golpe a los laboristas

Compartir
Compartir articulo
infobae

El izquierdista George Galloway, del Partido de los Trabajadores británico, ha ganado esta noche en las elecciones parciales de Rochdale, en el norte de la ciudad de Manchester, en lo que ha supuesto un golpe para los laboristas, que ocupaban este escaño y que tienen una tensa relación con el ganador, que fue diputado del Partido Laborista. Galloway se ha hecho con el 40 por ciento de los votos, al conseguir más de 12.300, mientras que por detrás ha quedado el candidato independiente David Anthony Tully, con 6.600 votos. Por detrás, está el aspirante conservador, Paul Ellison, con 3.700 apoyos, y el asociado laborista, Azhar Ali, con 2.400 apoyos. La participación ha sido del 39,7 por ciento. Este político, también escritor y presentador, ha centrado su campaña en defender al pueblo palestino de Gaza ante la ambigüedad del Partido Laborista, liderado por Keir Steimer. "Han pagado y pagarán un alto precio por el papel que han desempeñado al permitir, alentar y encubrir la catástrofe que actualmente está ocurriendo en la Palestina ocupada en la Franja de Gaza (...) Keir Steimer, esto es por Gaza", ha declarado tras conocer su victoria. En este sentido, ha afirmado que su victoria indica un cambio en la política británica, ya que "los laboristas son conscientes de que han perdido la confianza de millones de sus votantes que leal y tradicionalmente votaron por ellos generación tras generación". "Keir Starmer y (el primer ministro) Rishi Sunak son como dos caras de la misma moneda y ambos han recibido una buena paliza esta noche", ha aseverado. También ha prometido construir una "gran alianza" para "limpiar" el consejo local, de forma que ha invitado a Tully, que ha quedado segundo y a quien ha felicitado por su "notable logro", a unirse a ella. Tully, un empresario local, hizo campaña sin "ninguna lealtad a ninguno de los partidos ni a ninguna opinión política". Por su parte, un portavoz del Partido Laborista ha afirmado que Galloway "solo ha ganado" porque no presentaron un candidato, ya que Ali, que aparecía en las papeletas como aspirante de esta formación, ganó las primarias de su partido, pero este le suspendió por comentarios supuestamente antisemitas de los que se disculpó. "Rochdale merecía la oportunidad de votar por un diputado que uniera a las comunidades y ayudara a los trabajadores. A George Galloway sólo le interesa atizar el miedo y la división. Como diputado, será una fuerza dañina en nuestras comunidades y en la vida pública", ha afirmado el portavoz en declaraciones a la cadena de televisión BBC. Estas elecciones han tenido lugar después de que el parlamentario laborista Tony Lloyd, que también fue ministro de Exteriores en la década de 1990, falleciera en enero poco después de anunciar su diagnóstico de cáncer y dejara el escaño vacío. En las últimas elecciones parciales el Partido Laborista ha ganado en la mayoría de casos, debilitando así al Gobierno de Sunak, que, a mediados de febrero, se convirtió en la Administración conservadora con peores resultados en estos comicios desde la Segunda Guerra Mundial. Desde 2019, los conservadores han perdido diez escaños, si bien han ganado uno. El gobierno con peores resultados desde 1945 es el laborista que estuvo en el poder entre 1966 y 1970, que perdió 15 escaños.