103-97. Denver gana una oda al baloncesto con Nuggets y Heat ‘vestidos de finalistas’

Compartir
Compartir articulo

Miami (EE.UU.), 29 feb (EFE).- Los Nuggets se llevaron en Denver un apretado triunfo este jueves ante los Miami Heat (103-97), en un partido en el que los dos equipos tuvieron opciones de victoria hasta el último suspiro y recordaron con su capacidad competitiva por qué fueron los dos últimos finalistas que pelearon por el anillo.

En los locales brilló sobre los demás Michael Porter Jr. con un doble-doble de 30 puntos y 11 rebotes. Otros tres titulares terminaron con dobles dígitos de anotación. Nikola Jokic fue uno de ellos con 18 puntos, 11 rebotes y 7 asistencias.

El quinto titular, Jamal Murray, tuvo que retirarse en el segundo cuarto y no regresó a la pista al doblarse su tobillo derecho. Las caras de preocupación invadieron los rostros de compañeros y aficionados.

Miami Heat, por su parte, cierra su gira con su única derrota después de haber ganado en Nueva Orleans, Sacramento y Portland más las victorias que ya había cosechado antes del All-Star en Filadelfia y Milwaukee (gran 5-1 en total).

El más destacado de los visitantes fue Bam Adebayo con 22 puntos y 8 rebotes, aunque sufrió mucho para anotar ante la defensa de Jokic. Jimmy Butler con 21 tantos y Terry Rozier con 19 fueron sus escuderos en anotación, además de un Caleb Martin brillante desde el banquillo con 13 puntos y 9 rechaces. El mexicano Jaime Jáquez Jr. sumó 3 puntos, 4 rebotes y 5 asistencias.

La salida de los Nuggets fue en tromba con un 9-0 contundente de los tres exteriores de los Nuggets: Aaron Gordon, Murray y Porter Jr. Más de dos minutos tardó Miami en inaugurar su marcador con un triple de Nikola Jovic.

El común denominador de todo el primer periodo fue una defensa asfixiante de los locales, intensa y muy física, que frenó cualquier plan de anotación de los Heat. Pero además destacó una eficacia inusual desde el perímetro con 6 triples de 9 intentos para los de Denver.

Los dos líderes de Miami se vieron anulados: tanto Butler como Adebayo firmaron apenas cuatro puntos cada uno en el primer parcial. La máxima renta llegó con el bocinazo final, cuando Murray se elevó sobre la intensa defensa de Jáquez Jr. y un Martin que acudió al dos contra uno para meter un triple de ciencia-ficción contra tablero.

El marcador reflejó un durísimo 36-20 para los jugadores de Miami, que se retiraban con caras de frustración.

Los Heat tuvieron esa misma reacción que en tantas ocasiones han mostrado, ese espíritu de lucha que en ocasiones aparece cuando vienen curvas. De inicio, tan solo recortaron a 12 tantos, pero los tres ataques consecutivos corriendo y anotando ya pusieron en alerta a un Mike Malone que lo cortó de inmediato con un tiempo muerto.

El partido había cambiado y poco a poco mejoraron los visitantes, generando múltiples errores ofensivos a su rival y también encontraron la fórmula para hacer daño con su ataque. Se equilibró gracias a la defensa y al pobre porcentaje desde el triple de los locales (1 de 8).

Al descanso todo estaba por decidirse con el 56-51 tras un segundo cuarto fantástico de los de Erik Spoelstra.

Un triple de Butler puso a los suyos a tan solo dos puntos en la primera acción del tercer cuarto (56-54). Pero Porter Jr. fue el hombre más regular de la noche e igual a como terminó su primera parte arrancó la segunda: con una facilidad impresionante para anotar.

Lo que no lograba un Adebayo borrado por Jokic, lo conseguía un Rozier muy dinámico que robó y salió del arco para meter un nuevo triple que volvió a obligar a Malone a pedir tiempo muerto.

El contexto que planteaba Miami exigía una reacción de los de Colorado y la mostraron llevando el luminoso a una distancia considerable: 83-70 con doce minutos por disputarse-

Costó mucho ver a Miami reducir la barrera psicológica de los 10 puntos, pero lo lograron a siete y medio para el final con un mate a placer de Butler que puso el 90-81.

Denver necesitaba a Jokic, que regresó a pista para amedrentar a Adebayo y hacer de las suyas en ataque con canastas medio circenses, tan valiosas cuando el partido se acerca a su fin.

Sin embargo, los Heat llegaron a pintar un preocupante 97-91 para los locales a dos minutos para el final y los nervios se apoderaron de los fans de Denver con otra pérdida. Rozier sumó dos canastas rápidas de media distancia y acercó a su equipo a solo cuatro puntos con un parcial de 6-0.

Adebayo mejoró ante la defensa de Jokic y el serbio fue protagonista en ataque: en una posesión anotaba y en otra hacía falta ofensiva. Miami aprovechó para seguir recortando hasta ponerse a tan solo dos puntos: 99-97 con 11 segundos por jugarse.

Jokic estuvo perfecto desde el tiro libre (6/6 esta noche). Spoelstra diseñó una última acción a la desesperada que terminó con Rozier perdiendo el balón y ahí murieron las opciones de Miami. EFE

ngd/dvp/lab