Los ucranianos bajo protección temporal en la UE, entre la integración y la incertidumbre

Compartir
Compartir articulo

Laura P. Gutíerrez

Bruselas, 25 feb (EFE).- Dmytro Melnyk llegó desde Kiev a Bélgica con 17 años en marzo del 2022 tras la ofensiva rusa a Ucrania, y es uno de los más de 4,3 millones de ucranianos que se encuentran bajo el estatus de protección temporal de la Unión Europea (UE), para lo que creía que “serían dos meses pero no dos años”.

Dos años después de la invasión a gran escala rusa en Ucrania, y según los datos más recientes de Eurostat de diciembre pasado, existen 4,3 millones de ucranianos con el régimen de protección temporal, casi medio millón más que a finales de 2022.

En septiembre pasado, los países de la UE prorrogaron hasta el 4 de marzo de 2025 la directiva sobre protección temporal, mientras que la Comisión Europea ha afirmado estar lista para ampliar más si fuera necesario.

La directiva, diseñada en 2001 por los conflictos armados en los Balcanes Occidentales, fue puesta en marcha por primera vez para los ciudadanos ucranianos, confiriendo permiso de residencia y acceso al mercado laboral sin largos trámites burocráticos.

“No sé lo que pasará mañana o en un mes, pero sé lo que quiero hacer en el futuro. Ese plan me ayuda a no quedarme atascado en el pasado. Necesito seguir creciendo y, de esa manera, también seré más útil para mi país”, explica a EFE Melnyk.

Como la gran parte de los que llegaron a la UE huyendo de la guerra, la barrera del idioma fue uno de los mayores obstáculos que persiste a día de hoy.

“No solo tuve que aprender inglés, sino en mi caso también francés y holandés. Cuando me preguntaban algo en la escuela era como estar en una película de terror producida por Darren Aronofsky”, recuerda Melnyk.

Alemania contaba el pasado mes de diciembre con más de 1.250.000 ucranianos con protección temporal (el 29 % del total de la UE), mientras que en Polonia había cerca de 950.000 y en República Checa 373.000, cifras que sitúan a estos países a la cabeza de la UE en acogida de personas huidas de Ucrania desde la invasión.

La jefa de apoyo a los refugiados de la asociación Promote Ukraine, Lyuba Karpachova, valora que una vez pasada la emergencia inicial, los ucranianos han logrado integrarse en la sociedad y en las escuelas, comenzando a viajar o estableciendo conexiones, algo que responde al hecho de que en su mayoría son mujeres y niños.

Las mujeres constituían en diciembre casi la mitad (46 %) de los beneficiaros de protección temporal en la UE, mientras que los menores representaban casi un tercio (33 %). La proporción de hombres, en cambio, solo algo más de una quinta parte (20,6 %).

“Hemos percibido que ya existe una generación joven que ha llegado a la UE y ha aprendido sobre su estilo de vida y lo que quiere ahora es llevar a Ucrania esas ideas. Tienen un plan para reconstruir Ucrania y hacer que sea un Estado miembro”, destacó a EFE Karpachova.

Bajo su criterio, los refugiados ucranianos han sabido integrarse en la UE, pero esta situación convive con la incertidumbre de qué pasará cuando la directiva expire.

“Europa tiene que pensar qué va a ocurrir con estas personas, porque no puedes mandarlas de vuelta 3 o 4 años después donde no hay, literalmente, nada para ellos, tras haber construido una vida aquí”, señala la experta.

Considera que a pesar de las “dificultades” experimentadas a lo largo de estos dos años -aprender el idioma, encontrar trabajos cualificados o la vivienda- no tienen “derecho a dejar de luchar” cuando tienen en mente “a los hombres que siguen en el frente”.

La directiva cumplirá este marzo 24 meses de vigencia y el club comunitario tiene otros 12 para confiar en ese instrumento, pero se desconoce cómo se podrá acomodar este sistema a un marco jurídico más estable, un debate ya iniciado por algunas ONG o asociaciones ucranianas. EFE

lgf/cat/amg

(foto)