Mercados empiezan a especular si la Fed subirá y no bajará tasas

Los inversionistas empiezan a plantearse cómo la Reserva Federal puede gestionar una economía estadounidense que no acaba de aterrizar, y algunos incluso debaten si se necesitarán aumentos de tasas de interés, solo unas semanas después de que una racha sostenida de recortes parecía casi segura.

Compartir
Compartir articulo

(Bloomberg) -- Los inversionistas empiezan a plantearse cómo la Reserva Federal puede gestionar una economía estadounidense que no acaba de aterrizar, y algunos incluso debaten si se necesitarán aumentos de tasas de interés, solo unas semanas después de que una racha sostenida de recortes parecía casi segura.

Las apuestas a que las tasas bajarían pronto eran tan frecuentes hace unas semanas que el presidente de la Fed, Jerome Powell, advirtió públicamente que era poco probable que las autoridades monetarias estuvieran en condiciones de recortarlas en marzo. Menos de tres semanas después, los operadores no solo han eliminado marzo como posibilidad, sino que mayo también parece improbable, e incluso la convicción sobre la reunión de junio de la Fed está vacilando, según muestran las operaciones del mercado de swaps.

Inicia tu día bien informado con el boletín #CincoCosas. Suscríbete aquí.

El último debate candente: quizás el próximo giro no sea un recorte en absoluto. El exsecretario del Tesoro de Estados Unidos Lawrence Summers expresó el viernes lo que varios participantes del mercado ya pensaban: “hay muchas posibilidades” de que el próximo movimiento sea al alza.

Incluso si es demasiado difícil tolerar otra subida, algunos observadores de la Fed plantean una repetición de lo ocurrido a finales de los años 1990: solo un breve ciclo de reducciones de tasas que prepare el terreno para aumentos posteriores.

“Hay tantos resultados posibles y plausibles”, dijo Earl Davis, jefe de renta fija y mercados monetarios de BMO Global Asset Management. Si bien mantiene los 75 puntos básicos de recortes para 2024, dijo que “es muy difícil para mí decir eso con un alto grado de confianza”.

Por su parte, en las últimas semanas ningún responsable de la Fed ha sugerido públicamente que se planteen nuevos aumentos de tasas. El 31 de enero, Powell dijo que “creemos que nuestra tasa de política probablemente está en su punto máximo para este ciclo de endurecimiento”. El viernes, la presidenta del banco de la Reserva Federal de San Francisco, Mary Daly, considerada de centro, dijo que 75 puntos básicos de recortes en 2024 era una “expectativa de base razonable”.

Al mismo tiempo, el banco central no ha ofrecido el tipo de “orientación futura” con respecto a un marco de política a mediano plazo que a veces ha presentado en el pasado, dejando a los inversionistas con menos orientación. La volatilidad de los datos económicos difundidos este mes ha provocado oscilaciones en los contratos de bonos del Tesoro, futuros y swaps.

Los rendimientos subieron la semana pasada tras la publicación de cifras del índice de precios al consumidor y al productor mejores de lo esperado. Un subconjunto clave de los precios de los servicios del IPC registró la mayor alza en casi dos años. El aumento del empleo en enero también superó las previsiones, aunque la caída de las ventas minoristas durante el mes puso el contrapunto a la evidencia de que la economía sigue expandiéndose a un ritmo más rápido que su potencial a largo plazo.

Los rendimientos de los bonos a dos, tres y cinco años alcanzaron la semana pasada sus niveles más altos desde principios de diciembre.

“Los últimos metros de esta lucha contra la inflación van a ser difíciles”, dijo Lindsay Rosner, responsable de inversión en renta fija multisectorial de Goldman Sachs Asset Management. “Se siente un poco como un partido de ping-pong con cada punto de datos”.

Rosner dijo estar de acuerdo con la evaluación de Summers sobre cierto riesgo de un aumento de tasas, aunque concluyó que “tendría más sentido mantener estos niveles de tasas de interés por más tiempo” para que la Fed tenga la seguridad de sofocar la inflación.

Summers, profesor de la Universidad de Harvard y colaborador remunerado de Bloomberg Television, sugirió una probabilidad de quizás un 15% de que el movimiento de la Fed sea un aumento. Mark Nash, que gestiona fondos macro de rentabilidad absoluta en Jupiter Asset Management, sitúa las probabilidades en un 20%.

Traducido por Paulina Munita.

Nota Original: Markets Start to Speculate If the Next Fed Move Is Up, Not Down

--Con la colaboración de Naomi Tajitsu.

More stories like this are available on bloomberg.com

©2024 Bloomberg L.P.