El líder laborista británico dice que su prioridad será la productividad cuando gobierne

Compartir
Compartir articulo

Londres, 4 dic (EFE).- El líder laborista británico, Keir Starmer, dijo este lunes que, si su partido gana las elecciones generales previstas para 2024, su "obsesión" y "prioridad número uno" será incrementar la productividad del país, cuya economía "va hacia atrás" tras 13 años de gobierno conservador.

El dirigente opositor pronunció un discurso en la conferencia organizada por el laboratorio de ideas Resolution Foundation, a raíz de la publicación de un informe crítico con la economía nacional.

Starmer dijo que, si su partido vence en los comicios el próximo año, el "propósito que definirá" su mandato será "incrementar el crecimiento de la productividad del Reino Unido", tras lamentar el "declive" de la economía "experimentado en los hogares, en los bolsillos, en las aspiraciones y ansiedades de millones de ciudadanos por todo el país".

"Otros países, países comparables, han lidiado con los mismos desafíos de forma mucho más efectiva. Nosotros estamos en un agujero, de eso no hay duda", comentó.

Starmer se comprometió a trabajar por un "nuevo consenso económico", con un "modelo de crecimiento diferente, una lista de valores diferentes, y un análisis diferente del Estado y su papel en la economía".

Lamentó la actual situación financiera del país, así como el hecho de que en la Declaración de Otoño -anuncio del plan fiscal del Gobierno para los próximos meses- detallada por el titular británico de Economía, Jeremy Hunt el pasado mes, "fuera un presupuesto para el crecimiento que terminó rebajando el crecimiento".

Starmer recordó que, con los conservadores, "la deuda es mucho más elevada, los tipos de interés son mucho más elevados. El crecimiento está estancado. La posición del Reino Unido está socavada" al tiempo que señaló que "por eso, el crecimiento lo es todo. No solo la forma más rápida de salir de esto, sino que es la única forma".

El Laborismo, dijo, ofrecerá "un nuevo trato para los ciudadanos. Un crecimiento más fuerte. Ingresos en aumento. Creando la riqueza que necesitamos para financiar los servicios públicos (...) con un nuevo plan económico".

En el informe publicado hoy, elaborado conjuntamente entre el citado laboratorio de ideas y el reputado Centro para el Rendimiento Económico, se apunta una "combinación tóxica de bajo rendimiento y alta desigualdad" en el Reino Unido, que ha hecho que se haya quedado "por detrás de otros países de economías similares".

Según el documento, el país precisa de "una nueva estrategia económica para poner fin al estancamiento y cerrar la distancia de 8.300 libras (9.600 euros) en cuanto a estándares de vida con respecto a países similares como Francia y Alemania". EFE

prc/vg/jl