"El Buen Pastor" de Murillo se exhibe en Lisboa cedida por el Prado

Compartir
Compartir articulo

Lisboa, 30 nov (EFE).- "El Buen Pastor", una de las obras maestras del pintor sevillano Bartolomé Esteban Murillo (1617-1682), se expone desde este jueves en el Museo Nacional de Arte Antiguo (MNAA) de Lisboa, como parte del programa de 'Obras Invitadas' gracias a un préstamo del Prado de Madrid.

La obra permanecerá en la primera planta del MNAA hasta el 30 de marzo, gracias a un programa que ya ha llevado al mismo museo pinturas como la "Sibila" de Diego Velázquez; "La Sagrada Familia con Santa Ana", de El Greco, o los retratos de Carlos IV y María Luisa de Parma pintados por Francisco de Goya.

"De los grandes pintores españoles en esta serie quien nos faltaba era Murillo", dijo a EFE el director del museo luso, Joaquim Caetano, que destacó que "El Buen Pastor" es una "obra típica" de este artista y era importante mostrarlo al público portugués.

Al MNAA también le interesaba recibir este cuadro, porque ya tiene en su colección otra pintura de Murillo, los "Desposorios místicos de Santa Catalina", que fue un regalo de la reina Isabel II de España al monarca portugués Luis I.

"El Buen Pastor" representa a un niño con una oveja, en una reinvención de la parábola bíblica de Cristo como buen pastor que guía y protege al rebaño.

Es una obra tardía en la producción de Murillo, por lo que "ya tiene todas sus calidades técnicas muy absorbidas", dijo a EFE María Álvarez-Garcillán, restauradora de pintura del Museo del Prado.

Álvarez-Garcillán se encargó de hacer una "ligera" restauración al cuadro antes de su viaje a Lisboa, porque la pintura estaba levantada en escamas en alguna zona y el color estaba muy amarillo.

"Lo que he hecho ha sido simplemente consolidar la pintura del añadido para que no se pierda e igualar el color que tenía más oscuro hacia el color original, de forma que ahora se ve mucho más homogéneo todo y el cuadro está más sereno", explicó.

No es la primera vez que "El Buen Pastor" sale del Prado, ya que es un cuadro muy solicitado que "ha viajado mucho", aunque el museo también intenta mantenerlo expuesto en Madrid porque es un reclamo habitual de sus visitantes, según la restauradora.

El MNAA suele recibir una obra invitada procedente del país vecino cada dos años en el marco del programa cultural Mostra Espanha, que en este 2023 no se ha realizado.

Aun así, los dos países decidieron mantener la tradición del préstamo y la exposición fue esta vez organizada directamente por el Ministerio de Cultura de España, en colaboración con la Acción Cultural Española. EFE

pfm/ssa/fpa

(foto)(vídeo)