Nicaragua instala mesa tripartita para evaluar el salario mínimo

San Salvador, 19 ene. Nicaragua instaló este jueves la denominada Mesa Tripartita del Salario Mínimo, compuesta por los sectores estatal, empresarial y sindicatos, con el objetivo de evaluar un posible ajuste al sueldo básico en el país centroamericano.

La Mesa Tripartita, presidida por la titular del Ministerio del Trabajo, Alba Luz Torres, celebró su primera sesión a puertas cerradas. Sus integrantes no informaron si hubo intercambios de propuestas. Tampoco se conoció si hubo representación del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), principal cúpula patronal de Nicaragua, que no participa de las mismas desde la crisis sociopolítica de 2018.

En 2022 las partes acordaron un aumento del salario mínimo del 7 %, que ubicó el sueldo básico de Nicaragua en 6.978,34 córdobas, que en febrero de ese año, fecha en que se aprobó, equivalía a 196,13 dólares y hoy representan 192,45 dólares.

En dichas negociaciones el sector privado había propuesto un incremento del 4,25 % al salario mínimo, a la vez que los sindicalistas, que suelen ser aliados del Gobierno nicaragüense, no divulgaron sus pretensiones.

En la actualidad el salario mínimo en Nicaragua equivale a cerca de un tercio del costo de la canasta básica, según datos del Instituto Nacional de Información de Desarrollo (Inide).

Por mandato de ley, las partes deben llegar a un acuerdo de salario mínimo a más tardar el 28 de febrero de cada año, y posteriormente definir un nuevo ajuste al 31 de agosto.

La Mesa Tripartita suele realizar los ajustes una sola vez en el año, cada 28 de febrero, por acuerdo entre las partes.

Nicaragua espera que su producto interno bruto (PIB) crezca entre un 3,5 % y un 4,5 % en 2022, el segundo año consecutivo al alza después de tres años de cerrar con saldo rojo, con una inflación entre un 10 % y un 11 %, según el Banco Central.

En 2023, el Gobierno de Nicaragua prevé un crecimiento de 3 % a 4 % de su economía, con una inflación de 5 % a 6 %. EFE

mg/rrt