Bolsonaro condena allanamientos a empresarios por supuesto apoyo a golpe en Brasil

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, condenó este viernes una operación policial contra empresarios acusados de fomentar un eventual golpe de Estado si el líder derechista no es reelegido, denunciando que el país "se encamina a una dictadura".

Varios líderes empresariales aliados de Bolsonaro, incluyendo el multimillonario Luciano Hang, fueron objeto de allanamientos a cargo de la policía federal el martes, luego de que un medio local divulgara mensajes en los que discutían una eventual asonada si el mandatario derechista perdía las elecciones de octubre.

Bolsonaro dijo que por poco los empresarios no fueron presos y que la investigación busca acallar a sus simpatizantes.

"Las nuevas dictaduras no empiezan como en el pasado. Ahora vas perdiendo [las libertades] de a poco. Cuando vas a ver estás completamente amarrado", dijo el jefe de Estado durante una entrevista en la radio Jovem Pan.

"Brasil se encamina" a eso, afirmó.

Hang, dueño mayoritario de la cadena de tiendas por departamento Havan, acusó a las autoridades de censura, luego de que sus cuentas en redes sociales fueran bloqueadas.

El empresario, de 59 años, que tiene millones de seguidores en línea, anunció la noche del jueves con la etiqueta #noalacensura que fue despojado del acceso a sus cuentas en Instagram, Facebook, YouTube y TikTok.

"Pueden quitarme mis redes sociales, pero nunca callarán una voz", escribió Hang en su cuenta de Twitter, antes de que ésta también quedara bloqueada en Brasil.

El millonario, que construyó un imperio de tiendas conocidas por exhibir réplicas gigantes de la Estatua de la Libertad, amasa una fortuna estimada en 4.800 millones de dólares, según Forbes.

El sitio Metropoles reportó la semana pasada que un grupo de WhatsApp que incluía a Hang y otros líderes empresariales habían "defendido abiertamente un golpe" si Bolsonaro pierde frente al expresidente izquierdista Luiz Inacio Lula da Silva, del Partido de los Trabajadores (PT), que lidera las encuestas.

La publicación citó mensajes filtrados en los que miembros del grupo de mensajería decían que "preferían un golpe al retorno del PT" y que "la sangre de las víctimas será la sangre de héroes".

El juez del Supremo Tribunal Federal Alexandre de Moraes, quien también preside el Tribunal Superior Electoral y es objeto frecuente de los ataques de Bolsonaro, ordenó a la policía federal realizar allanamientos contra varios empresarios.

Moraes también habría ordenado bloquear sus redes sociales y cuentas bancarias.

Varios de los involucrados, incluyendo a Hang, negaron haber atentado contra la democracia.

"Nunca planeé un golpe. Soy un defensor de la libertad y la democracia", dijo en un comunicado divulgado por su empresa.

jhb/wd/rsr/mel/ll