Justin Thomas gana su segundo Campeonato de la PGA tras hundimiento del chileno Pereira

Con una de las mayores remontadas de la historia, el golfista estadounidense Justin Thomas conquistó este domingo su segundo título del Campeonato de la PGA en el playoff final, después de que el chileno Mito Pereira dejara escapar este título de Grand Slam en el último hoyo.

Thomas derrotó a su compatriota Will Zalatoris en el desempate de tres hoyos en Southern Hills (Tulsa, Oklahoma) para alzar su decimoquinto título de PGA y el segundo de Grand Slam, después del Campeonato de la PGA de 2017.

El estadounidense, de 29 años, había comenzado la última ronda en el séptimo lugar de la tabla, a siete golpes del liderato, y terminó logrando la tercera mayor remontada en la historia de los Grand Slam.

"Fue un día muy extraño", reconoció Thomas, que terminó con un acumulado de 275 golpes, cinco bajo par.

"Me preguntaron a principios de semana sobre qué liderazgo sería seguro, y dije que ninguno. Este lugar es muy duro", señaló. "Pero me mantuve muy paciente. Aún no me creo que fuera capaz de ganar el playoff".

El estadounidense fue rápidamente felicitado por su gran amigo Tiger Woods, quien se retiró el sábado de Southern Hills después de protagonizar una de las peores jornadas de su legendaria carrera.

"¡Muchas felicidades a Justin Thomas! Se mantuvo en este campeonato hasta el final y una vez que encontró su golpeo, no miró atrás", dijo Tiger en Twitter.

A sus 46 años, Woods fue una de las muchas víctimas ilustres de la dureza de este torneo, el segundo que disputaba desde el accidente automovilístico de 2021 que le causó graves lesiones en su pierna derecha.

Este Campeonato de la PGA pasará a la historia tanto por el abandono de Tiger, su primero como profesional en un Grand Slam, como por el cruel desenlace que vivió el chileno Guillermo 'Mito' Pereira quedándose a un paso de inscribir su nombre en el olimpo del golf latinoamericano.

- Cruel final -

Después de tres sólidas rondas, Pereira arrancó la jornada final como sorprendente líder del torneo con tres golpes de ventaja.

Muy pocos esperaban ver en esa posición a un jugador semidesconocido como el chileno, que disputaba apenas su segundo torneo de Grand Slam tras el Abierto de Estados Unidos de 2019, en el que no pasó el corte.

El golfista de Santiago, de 27 años, es miembro completo de PGA desde esta temporada y venía buscando su primer trofeo a la sombra de su compatriota y amigo de la infancia Joaquín Niemann, primer chileno en alzar un título en el circuito.

Pese a su inexperiencia en estas situaciones, Pereira supo resistir la presión durante su último recorrido respondiendo a cada ataque de sus perseguidores.

Pereira se vio alcanzado en lo más alto de la tabla en varios momentos por Zalatoris y el estadounidense Cameron Young, pero mantuvo como líder al llegar a su penúltimo hoyo, cuando Thomas ya había terminado su ronda.

Compitiendo contra sí mismo, Pereira se quedó a centímetros de sellar un birdie en el hoyo 17 que le hubiera evitado el drama que llegó en el último.

Necesitando solo un hoyo en par para darle a Chile su primer trofeo de Grand Slam, Pereira se vino abajo al enviar al agua su golpe de salida.

El chileno acabó cometiendo un doble bogey que le hizo caer hasta la tercera posición, compartida con Young, con una tarjeta final de 75 golpes (+5).

"Es duro terminar así. Había jugado muy bien toda la semana", lamentó después.

"Tienes tanta presión en tu cuerpo que tal vez ni siquiera sabes lo que estás haciendo", dijo sobre su último hoyo. "Estaba muy nervioso. Fue triste mandar el golpe al agua. Ojalá pudiera repetirlo".

Pereira se quedó así a las puertas de ser el primer latinoamericano en conquistar el Campeonato de la PGA y el tercero en alzar un Grand Slam tras los argentinos Roberto de Vicenzo, en el Abierto Británico de 1967, y Ángel Cabrera, en el Abierto de Estados Unidos de 2007 y el Masters de Augusta de 2009.

- Explosiva remontada -

La debacle de Pereira dejaba el título en juego en un playoff de tres hoyos entre Thomas Zalatoris, que también buscaba su primer trofeo de PGA.

Thomas hizo valer su experiencia en un desempate que ambos arrancaron con birdies en el hoyo 13. En el 17 Thomas se adelantó con su segundo birdie y en el 18, el más difícil del campo, selló el triunfo al acabarlo ambos en par.

El estadounidense logró la mayor remontada de las 104 ediciones de este torneo y la tercera en la historia de los Grand Slam.

Los otros favoritos al título se fueron descolgando durante el torneo. El número uno mundial, el estadounidense Scottie Scheffler, no superó el corte el viernes, y el número dos, el español Jon Rahm, concluyó con un acumulado de 286 golpes (+6) en el 48º lugar.

gbv/cl