El Senado de EEUU comienza a debatir una ley para proteger el derecho al voto

Washington, 18 ene (EFE).- El Senado de Estados Unidos comenzó este martes a debatir un proyecto de ley crítico para proteger el derecho al voto frente a las restricciones impuestas en algunos estados por los republicanos. La iniciativa es una pieza clave de la agenda del presidente estadounidense, Joe Biden, pero no tiene visos de prosperar debido a la oposición en bloque de los republicanos y de dos senadores de su propio partido, el Demócrata. Al inicio del debate, el líder de los demócratas en el Senado, Chuck Schumer, reconoció que el proyecto tiene pocas probabilidades de salir adelante, pero no dio la batalla por perdida. "Los ojos de la nación están pendientes de lo que suceda aquí esta semana", manifestó Schumer desde el hemiciclo. La estrategia de Schumer es forzar a los senadores a votar sobre la legislación para hacer que se posicionen formalmente. Espera que así dos senadores demócratas Kyrsten Sinema, de Arizona, y Joe Manchin, de Virginia Occidental, cedan y respalden su propuesta para modificar las normas del Senado y aprobar la ley del voto. El proyecto legislativo que Schumer quiere aprobar combina dos iniciativas: la llamada "Ley de la libertad del voto" ("Freedom to Vote Act") y la "Ley de promoción de los derechos electorales John Lewis", en honor del fallecido legislador de Georgia y líder del movimiento por los derechos civiles de los afroamericanos en la década de 1960. El texto actual, aprobado ya en la Cámara Baja, garantizaría el derecho a la votación anticipada y el voto por correo, además de establecer que el día de las elecciones sea un feriado nacional, lo que podría aumentar la participación ya que EE.UU. siempre celebra los comicios en un martes laborable de noviembre. Asimismo, permitiría al Departamento de Justicia supervisar cualquier cambio que se haga a las leyes electorales en estados que tienen un historial de discriminación contra las minorías raciales. Sin embargo, el borrador legislativo tiene pocas expectativas de prosperar en la Cámara Alta por la ajustada mayoría que los demócratas tienen aquí y debido a una maniobra denominada filibusterismo que están empleando los republicanos y que permite impedir el debate de cualquier medida si no se reúne un mínimo de 60 votos. Ante esta situación, Biden ha cambiado la postura que tenía hasta ahora y se ha mostrado a favor de modificar las reglas de esa cámara para deshacerse del filibusterismo. Para hacerlo, sin embargo, los demócratas necesitan el apoyo de Sinema y Manchin, que no quieren cambiar las reglas del Senado aunque sí apoyan el proyecto para proteger el derecho al voto. Esta es la quinta vez que el Senado intentará aprobar una ley para proteger el derecho al voto durante este periodo legislativo, que comenzó con la llegada de Biden a la Casa Blanca hace un año. La batalla sobre el derecho al voto se produce porque en Estados Unidos no existe un sistema electoral central y cada estado fija sus propias normas electorales. Durante la pandemia, muchos territorios flexibilizaron los requisitos para votar por correo o por adelantado, lo que provocó un récord de participación en los comicios de 2020 y alimentó teorías de conspiración por parte del entonces presidente, Donald Trump (2017-2021), y sus seguidores sobre un supuesto fraude masivo en las urnas, desestimado por los tribunales por falta de pruebas. En reacción, los republicanos han aprobado durante el último año 33 leyes en 19 estados que limitan el sufragio. EFE bpm/rrt