Mapfre acuerda pagar a colombiana EPM 983 millones de dólares por siniestro de Hidroituango

BOGOTÁ, 10 dic (Reuters) - La aseguradora española Mapfre firmó el viernes un contrato con el que se compromete a pagar 983 millones de dólares a la colombiana Empresas Públicas de Medellín por la contingencia en la construcción del proyecto hidroeléctrico Ituango, recursos que garantizarán la finalización de la obra.

El acuerdo establece el pago de 633 millones a EPM el 31 de enero de 2022. Otros 350 millones de dólares fueron entregados previamente por la contingencia que se presentó en la construcción de la hidroeléctrica.

El pago deja sin efectos un reciente fallo de la Contraloría General que determinó que 26 personas, incluido el precandidato a la presidencia Sergio Fajardo, debían responder por 1.102,6 millones de dólares por los tropiezos y demoras en la construcción y entrada en operación de la hidroeléctrica.

"Colombia confió en Mapfre y Mapfre siempre cumple con sus clientes independientemente del tamaño o de la complejidad de los casos", dijo en el acto de firma del contrato el presidente de Mapfre en Colombia, Pablo Andrés Jackson.

Hidroituango, considerado el proyecto hidroeléctrico más grande en la historia de Colombia, ubicado en el departamento de Antioquia, en el Cañón del río Cauca, empezó a construirse en 2010 y busca generar 2.400 megavatios, un 17% de la energía del país sudamericano.

Pero en abril de 2018 surgió una emergencia por el colapso de parte de la infraestructura que obligó a la evacuación de miles de personas, provocando el retraso de la finalización del proyecto.

"Hoy se ha salvado el proyecto Hidroituango. Se trata de un proyecto vital para la seguridad energética de nuestro país, se trata del proyecto de generación hidroeléctrica más importante y más complejo de nuestra historia", dijo el presidente de Colombia, Iván Duque, en la firma del contrato de transacción del pago de siniestro.

El mandatario aseguró que el pago de la aseguradora por el siniestro evita la parálisis del proyecto que no debe tener retrasos y pone a salvo las finanzas de EPM y de la ciudad de Medellín.

El costo inicial del proyecto fue estimado en 11,4 billones de pesos (2.923,1 millones de dólares) y se esperaba que entrara en operación a finales de 2018.

En julio pasado, la empresa actualizó el valor de las inversiones necesarias para la terminación del proyecto en 2,1 billones de pesos (538,4 millones de dólares), recursos que asegurarán la entrada en operación comercial de las primeras dos unidades de generación en el segundo semestre de 2022 y las seis unidades restantes entre 2023 y 2025.

El total de las inversiones ascienden a 18,3 billones de pesos (4.692,4 millones de dólares).

EPM es una empresa de servicios públicos domiciliarios de agua, energía y gas natural con presencia en Medellín y más de 100 municipios del departamento de Antioquia, en los que atiende a 3,6 millones de habitantes. También tiene presencia en Panamá, México y Chile.

(Reporte de Luis Jaime Acosta)