Los Estados de la UE incumplieron los límites de contaminación atmosférica en 2020 a pesar del COVID

FOTO DE ARCHIVO: La Torre Eiffel está rodeada por una neblina de pequeñas partículas que se cierne sobre el horizonte en París, Francia, 9 de diciembre de 2016.  REUTERS/Gonzalo Fuentes
FOTO DE ARCHIVO: La Torre Eiffel está rodeada por una neblina de pequeñas partículas que se cierne sobre el horizonte en París, Francia, 9 de diciembre de 2016. REUTERS/Gonzalo Fuentes

Por Kate Abnett

BRUSELAS, 21 sep (Reuters) - La mayoría de los países de la Unión Europea incumplieron al menos un valor límite de contaminación atmosférica el año pasado, aunque los confinamientos por COVID-19 mejoraron la calidad del aire en muchas regiones, según los datos provisionales de la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA) publicados el martes.

La excesiva contaminación atmosférica ha llevado a una decena de países de la UE a los tribunales en los últimos años y, aunque la calidad del aire ha mejorado en esta década, sigue siendo el mayor riesgo medioambiental para la salud en Europa.

La mayoría de los 27 Estados miembros de la UE superaron al menos uno de los límites de contaminantes atmosféricos del bloque en 2020, según los datos provisionales de la AEMA procedentes de las estaciones de control.

Los puntos calientes de ocho países de la UE rompieron los límites anuales de contaminación por dióxido de nitrógeno el año pasado, una gran mejora con respecto a los 18 países que superaron los límites en 2019, dijo la AEMA.

La disminución fue provocada en parte por los confinamientos aplicados para contener la pandemia de COVID-19, que redujo drásticamente el transporte por carretera. El tráfico es la principal fuente de contaminación por dióxido de nitrógeno, que puede causar asma y problemas respiratorios.

La exposición prolongada a determinadas materias puede causar cáncer de pulmón y enfermedades cardiovasculares. Entre las principales fuentes se encuentra la quema de combustibles sólidos, y los niveles de partículas son especialmente elevados en las regiones de Europa central y oriental, donde el carbón se utiliza habitualmente para la calefacción de los hogares.

Un total de 17 países de la UE incumplieron el año pasado los valores objetivo de contaminación por ozono, un contaminante formado por reacciones químicas entre el calor, la luz y otros gases de efecto invernadero.

Según la AEMA, los confinamientos por COVID-19 tuvieron un menor impacto en la contaminación por ozono, que también viene determinada por las condiciones meteorológicas.

En un intento de reducir las muertes prematuras asociadas al aire enrarecido, la Comisión Europea ha dicho que revisará los límites de contaminación de la UE el año que viene para ajustarlos mejor a las próximas recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud.

(Información de Kate Abnett; Edición de Mark Potter, traducido por José Muñoz en la redacción de Gdansk)