Halteras chinos bajo el peso de los prejuicios

No sólo levantan pesos de 50 o 100 kilos... Aunque su país brilla en esta disciplina olímpica, los halteras chinos luchan también contra un prejuicio hondamente enraizado, según el cual su deporte los hace más pequeños y deformes.

"Vemos en la televisión atletas con grandes glúteos, grandes muslos y la cara roja por completo mientras levantan pesas en los Juegos Olímpicos", explica Gabriella Qu, propietaria de un gimnasio en un sótano en Shanghái.

"Es ahí cuando la gente se dice: no es muy bonito, no es la imagen que quiero dar de mí", añade la deportista treintañera, cuyo club responde al evocador nombre de "Venus halterofilia".

Pero este deporte no traslada la imagen de gracia y de fragilidad que tradicionalmente se espera de las mujeres chinas.

Xu Weiya, de 28 años, confiesa que ha escuchado "muchos comentarios" de sus propios padres después de haberse lanzado a la disciplina aconsejada por su marido, quien es a su vez un practicante no profesional de este deporte.

- "No es para ti" -

"Mi madre me decía que los halteras son pequeños y forzudos, así que este deporte no es para ti", explica a la AFP.

La foto de una haltera china en pleno esfuerzo en los Juegos Olímpicos creó polémica en las redes sociales. La embajada china en Sri Lanka acusó a la agencia de prensa occidental en el origen de la foto de haber pretendido ofrecer una mala imagen de las deportistas del país.

La foto en cuestión fue sin embargo difundida sin poner pegas por varios medios chinos.

Gabriella Qu cuenta que abrió su gimnasio en 2015 precisamente para promover la halterofilia, una actividad que ella practica a la vez que la enseña.

A pesar de la abundante cosecha de medallas recogida por China en la disciplina en los Juegos de Tokio, gracias a deportistas que siguen un entrenamiento intenso desde la infancia, este deporte no es muy accesible al ciudadano de a pie.

Los aficionados que frecuentan las instalaciones de Gabriella esperan que el éxito chino en la escena de los Juegos Olímpicos otorgue popularidad a ese deporte en el país.

"Las pesas no hacen ni pequeño ni gordo. Lo único que hacen es proporcionar buena salud", asegura Xu Weiya, a quien no le importa lo que los demás puedan pensar de ella.

"La belleza no existe sólo en una forma concreta", asegura.

llc-viv/bar/sbr/dga/iga/es