SONDEO-Variantes del coronavirus amenazan con enfriar recuperación de demanda crudo

FOTO DE ARCHIVO: Una estación de bombeo de petróleo en el Condado de Loving, Texas, EEUU, 22 de noviembre de 2019. REUTERS/Angus Mordant/Foto de archivo
FOTO DE ARCHIVO: Una estación de bombeo de petróleo en el Condado de Loving, Texas, EEUU, 22 de noviembre de 2019. REUTERS/Angus Mordant/Foto de archivo

Por Eileen Soreng

30 jul (Reuters) - El barril cotizará cerca de 70 dólares durante el resto de 2021, apoyado por la recuperación económica mundial y un retorno más lento de lo esperado de los suministros iraníes, el avance estará limitado por las nuevas variantes del coronavirus, mostró el viernes un sondeo de Reuters.

La consulta a 38 participantes pronosticó que el Brent promediaría 68,76 dólares por barril, ligeramente por encima de la estimación de 67,48 dólares emitida en junio. El referencial del Mar del Norte ha promediado alrededor de 66,57 dólares en lo que va de 2021.

"Los altibajos de las olas de COVID-19 tendrán más influencia en la confianza que en los fundamentos de la oferta y la demanda durante el resto del año, ya que no esperamos que los políticos impongan más medidas de bloqueo duras y de base amplia", dijo Carsten Menke, analista de Julius Baer.

"La política petrolera seguirá siendo otra fuente de volatilidad, especialmente si los precios se disparan en verano, lo que aumentaría la presión sobre los productores para que reaccionen".

Si bien los analistas se mostraron divididos sobre el potencial del petróleo para alcanzar los 80 dólares por barril, coincidieron en que el nivel no era sostenible.

"Con el aumento de la producción de OPEP+, un posible regreso de la producción estadounidense en la segunda mitad de 2021 y el COVID-19 aún amenazando con enfriar la demanda de petróleo una vez más, creo que 70 dólares es un nivel más realista para el petróleo", dijo el analista del LBBW Frank Schallenberger.

Si bien tanto la OPEP como la Agencia Internacional de Energía esperan que la demanda alcance niveles prepandémicos en 2022, los países de Asia, incluida China, están restringiendo nuevamente los movimientos para frenar el aumento de los casos de COVID-19.

También es probable que los precios del petróleo se vean respaldados este año por un retraso en el regreso de los suministros de petróleo "comodín" de Irán, que espera el levantamiento de las sanciones estadounidenses.

(Reporte de Eileen Soreng en Bengaluru; Editado en español por Janisse Huambachano)