Congreso mexicano limita la subcontratación laboral

El Congreso de México aprobó este martes una reforma que limita la subcontratación laboral y la actividad de las empresas que ofrecen ese servicio, informaron fuentes legislativas.

Con 110 votos a favor, uno en contra y una abstención, los senadores modificaron ocho leyes que regulaban el "outsourcing", indicó el órgano legislativo en Twitter.

La reforma, impulsada por el presidente izquierdista Andrés Manuel López Obrador, había sido avalada una semana atrás por la Cámara de Diputados y ahora pasará a sanción del gobierno.

El nuevo marco prohíbe a las empresas subcontratar a trabajadores para realizar labores permanentes o esenciales dentro de su rol económico.

De ese modo, solo queda permitida la tercerización de servicios especializados que no formen parte de la actividad principal de la contratista.

Para ello, las personas o empresas que ofrecen los servicios deberán inscribirse en un padrón que las acredita como tal y estar al día en sus obligaciones fiscales y con la seguridad social.

"La reforma tiene la finalidad de robustecer el empleo, la figura de la subcontratación laboral y eliminar prácticas que producen una afectación a los derechos laborales de los trabajadores", dijo durante el debate Ricardo Monreal, coordinador de la bancada oficialista en el Senado.

López Obrador planteó inicialmente la supresión del "outsourcing" por considerarlo un "abuso", lo que provocó descontento en el sector empresarial.

Ante ello, el mandatario aceptó que esa modalidad fuera regulada.

El pasado 5 de abril, luego de tres meses de discusiones, el gobierno, el sector privado y los sindicatos acordaron modificar el reparto de utilidades en beneficio de los trabajadores, entre otros aspectos.

La secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) reportó en 2020 la existencia de 6.000 empresas de "outsourcing" en México, país de 126 millones de habitantes y con cinco millones de trabajadores que laboran bajo ese esquema.

nc/axm/yow