PIB de Brasil se contrae 4,1% en 2020, la peor caída en décadas

Por Jamie McGeever

BRASILIA, 3 mar (Reuters) - La economía de Brasil se contrajo un 4,1% el año pasado en medio de la pandemia de coronavirus, mostraron datos el miércoles, la peor caída en décadas, pero no tanto como se esperaba debido a las transferencias de dinero a las personas pobres.

La mayor economía de América Latina creció un 3,2% en el cuarto trimestre de 2020, de acuerdo al Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), por sobre el avance de 2,8% en la mediana de las estimaciones prevista en un sondeo de Reuters a economistas.

Sin embargo, una segunda ola de COVID-19 ha provocado la muerte de cifras récord en las semanas recientes en el país, oscureciendo el panorama económico y aumentando los temores de una nueva contracción a inicios de este año.

La caída de todo el 2020 fue la peor desde que comenzaron las actuales series del IBGE en 1996. También fue la peor desde el desplome de 4,3% en el PIB registrado en 1990, de acuerdo a datos del Banco Central hasta 1962, y la tercera más profunda en esa serie de datos.

Entre los pronósticos más pesimistas al inicio de la pandemia, el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional estimaron que el PIB de Brasil en 2020 se contraería en un 8% y un 9,1%, respectivamente.

La expansión de 3,2% en el cuarto trimestre fue liderada por un crecimiento del 2,7% en los servicios, un avance del 3,4% en el consumo de los hogares y un aumento del 20% en la inversión fija de las empresas, dijo el IBGE.

Las transferencias de efectivo del gobierno a millones de familias pobres el año pasado totalizaron unos 322.000 millones de reales (56.500 millones de dólares), un impulso fiscal de alrededor del 4,5% del PIB. México, que no brindó un paquete de apoyo fiscal tan generoso, vio su economía desplomarse un 8,5% el año pasado.

El PIB per cápita cayó un 4,8%, dijo el IBGE, en la caída más pronunciada desde al menos el 2000. Las cifras del IBGE muestran que la actividad económica todavía está un 1,2% por debajo de su nivel a finales de 2019 y un 4,4% por debajo de su pico en 2014.

(Reporte de Jamie McGeever, Editado en Español por Janisse Huambachano y Manuel Farías)